Hoy

Hacienda certifica que la región cumplió en julio el plazo de pago a proveedores

  • La Administración regional mejoró aún más los datos en agosto al cerrar con un periodo de abono de 14,61 días

El Ministerio de Hacienda certifica que la Junta de Extremadura cumple con el periodo medio de pago a proveedores (PMP), lo que abre una puerta para evitar la amenaza de retención de fondos que pesa sobre la comunidad autónoma por incumplimiento reiterado en los plazos de abono de facturas.

Hacienda publicó ayer el informe de PMP de las comunidades autónomas relativo al mes de julio. El ministerio destaca que tanto Extremadura como Aragón, las dos comunidades para las que se ha iniciado el proceso de retención de fondos por tardar en pagar facturas, cumplen por primera vez los plazos establecidos en la ley.

Las normas sobre morosidad fijan que las Administraciones públicas deben pagar en 30 días, mientras que la Ley de Estabilidad exige intervenir cuando se pasa de 60 días. Tanto Extremadura como Aragón han superado ese plazo máximo en todos los informes que se han publicado sobre PMP desde que se dio a conocer el primero en noviembre de 2014 con datos de septiembre de ese año.

Hacienda alertó de estos incumplimientos en marzo del 2015, pero la Junta no aportó soluciones. Siguiendo los pasos fijados en la Ley de Estabilidad, que endurece las medidas a tomar en caso de incumplimiento reiterado, en septiembre se activaron nuevas exigencias. Pero como tampoco se resolvió el problema, en abril de este año se comunicó el inicio del procedimiento de retención de fondos del sistema de financiación autonómica para pagar facturas, tal como permite la citada norma.

En julio Hacienda comunicó a la Junta que debía destinar 177 millones de euros mensuales a pagar a proveedores. También indicó que, una vez publicados los datos de ese mes (que se han conocido ahora), se comunicaría el importe de la retención de fondos a la comunidad.

En aquel momento la Administración regional ya había adoptado medidas para reducir su deuda con proveedores, en concreto una operación de endeudamiento del SES (confirming) y la utilización de fondos de los mecanismos de financiación para pagar facturas de 2015.

Esto ha disparado la deuda financiera, pero ha permitido cumplir con los proveedores. La Junta anunció en agosto que el PMP de julio sería de 17,12 días, por tanto dentro de los límites legales. Hacienda confirma ahora ese dato, por lo que no tendría sentido una retención de fondos para ajustarse a un parámetro que ya se cumple.

Mejor aún en agosto

La mejoría de los plazos de pago de la Junta, que cerró el mes de julio con una deuda comercial de 59 millones de euros (268 menos que en abril, cuando se alcanzó el tope de este año), se evidenció en agosto.

Según los datos del Gobierno regional, que se publican un mes antes que los del ministerio, la Administración autonómica cerró agosto con un periodo de pago de 14,61 días. La Junta llegó a 37 días y el Servicio Extremeño de Salud a cuatro.