Hoy

Pedro Pablo en una de las fincas de frutales del pueblo que emplean a muchos vecinos. :: j. v. arnelas
Pedro Pablo en una de las fincas de frutales del pueblo que emplean a muchos vecinos. :: j. v. arnelas

«La limitación de mandatos evitaría la corrupción»

  • Pedro Pablo González Merino | Alcalde de Pueblonuevo del Guadiana

  • Con su programa electoral registrado ante notario, afirma que no cumplirlo es motivo de dimisión

No me veo dentro de nueve años aquí sentado con la misma ilusión que tengo ahora. Tendría que entrar alguien con ideas nuevas y con las mismas fuerzas y ganas con las que he entrado yo hace un año», dice Pedro Pablo González Merino (PP), alcalde de Pueblonuevo del Guadiana, desde la silla de su despacho en el Ayuntamiento.

Lleva casi seis años en política, aunque solo uno como alcalde, y ya le han servido para ser partidario de limitar los mandatos. «Veo más importante en política la frescura que la juventud. Por eso creo que debe existir una limitación en el tiempo que se ocupan los cargos electos. Además, eso serviría para evitar la corrupción. He visto a alcaldes con 20 años en el cargo comportarse como si el Ayuntamiento fuera suyo. No creo que eso me pase a mi», apostilla.

Ve el inicio de su carrera política como un paso natural en lo que había sido su compromiso social con su municipio, ya que siempre ha sido una persona muy activa en el mundo del asociacionismo local y fue presidente del club de fútbol. «Si quieres trabajar por tu pueblo de forma activa no hay sitio desde donde hacerlo mejor que desde el ayuntamiento», indica.

A pesar de haber participado en la vida social de Pueblonuevo, no era una persona significada políticamente y sus vecinos no le identificaban con el Partido Popular. «Algunos se sorprendieron, pero nadie ha cambiado la actitud conmigo», reconoce González, que es el primer alcalde popular del municipio.

Paso por el seminario

Tras estudiar en el colegio local, González se fue a Badajoz para completar sus estudios secundarios en el Seminario. Posteriormente, se decantó por la Formación Profesional y cursó un Grado Medio de Administración de Empresas en Montijo. Esta formación le abrió las puertas del mercado laboral y hasta el año 2011 estuvo trabajando como administrativo en una empresa privada.

En los últimos meses del año 2010 comenzó a fraguarse su salto a la política y tras las elecciones de mayo de 2011 -en las que su candidatura obtuvo tres concejales, por cinco del PSOE, dos de Independientes por Extremadura y uno de IU- fue contratado como gerente en la Mancomunidad de Vegas Bajas. «Es un cargo político, porque es de libre designación», explica González, que en la actualidad está estudiando el Grado de Derecho en la Universidad Nebrija de Sevilla. «Estoy con el trabajo de fin de carrera que tengo que presentar antes de diciembre para defenderlo en febrero o marzo. Lo estoy preparando sobre la Ley Hipotecaria, que es un tema actual».

¿Por qué decide ser candidato a la Alcaldía de su pueblo?

Porque creo que hay cosas que se pueden mejorar. Me gusta mi pueblo y no está como me gustaría que estuviera. Eso, en cierto modo, me duele. Lo veo como una forma más activa de participar en el desarrollo de Pueblonuevo.

Gobierna en coalición.

Sí, con Extremeños. Fuimos la segunda fuerza.

¿Fueron difíciles las negociaciones?

No. Ellos se reunieron con el PSOE y con nosotros. El ofrecimiento que yo hice y el compromiso de mi grupo era trabajar codo con codo, tanto nuestros cuatro concejales como sus dos, para cumplir el programa electoral.

Los objetivos que González se planteó a la hora de presentarse a alcalde están principalmente relacionados con las infraestructuras municipales. «Nuestros ancianos se tienen que desplazar para ir a un Centro de Día, hay que adecuar la guardería y las instalaciones deportivas y el pabellón necesitan una vuelta», expone centrado en su programa electoral. «Los programas están para cumplirse. No digo al 100%, porque siempre hay cosas que no dependen de ti y en pueblos pequeños necesitamos la colaboración de otras administraciones, pero si no cumples el 80% deberías dimitir. Con el que yo me presenté está registrado ante notario y si no cumplo me iré», afirma el alcalde, que reconoce la necesaria existencia de las diputaciones para los municipios, aunque cree que sería conveniente una reestructuración de todas las administraciones para hacerlas más ágiles y definir las competencias de cada una.

Al igual que no se ve en la Alcaldía en un futuro, tampoco se ve en la política regional. «A nivel local no hay ni banderas ni colores, pero a nivel regional hay veces que se anteponen los colores a los intereses. Eso no es para mí. Yo quiero trabajar por mi pueblo», dice González, que reconoce su buena sintonía con su partido provincial.

En su día a día como alcalde, reconoce que su principal labor es atender a los vecinos en sus problemas cotidianos. «No tengo horario. Hablo con quien me lo pide en cualquier situación y lo hago con gusto. Lo único que les pido es que me pongan un Whatsapp o un correo para recordarme el tema si conversamos en la calle», dice un González que es optimista con los datos demográficos de Pueblonuevo. «Es un pueblo joven con la agricultura como base fundamental. Durante la campaña de la fruta hay mucho trabajo, aunque hay que buscar soluciones para evitar esa estacionalidad en el empleo y fijar aquí a la población».

PERFIL

Nombre. Pedro Pablo González Merino.

Edad. 38 años.

Formación académica. Formación Profesional en Administración de Empresas.

Ocupación laboral. Alcalde.

Sueldo del ayuntamiento. 1.400 euros .

Años en política. Seis.

Aficiones. El fútbol.