Hoy

Gutiérrez se compromete a negociar un nuevo decreto de interinos

  • El nuevo plan de convivencia que se debate introduce medidas dirigidas sobre todo a la prevención del acoso escolar

Es una demanda que los sindicatos llevan meses planteando. Y ayer la consejera de Educación y Empleo, Esther Gutiérrez, se comprometió, durante su intervención en la Asamblea de Extremadura, a iniciar la negociación en las próximas mesas sectoriales de un nuevo decreto de interinos, «para que todo mejore de forma más notable el próximo curso». Por ejemplo, su incorporación a las aulas que, aunque establecida inicialmente para el 1 de septiembre, no se ha producido hasta el 9.

«Me hubiera gustado que se incorporaran el día 1 de septiembre, pero, con las condiciones económicas de la Junta de Extremadura, no nos lo podemos permitir», declaró. Por eso, se ha marcado este hecho como uno de los retos: «Iremos avanzando en la fecha de incorporación porque este gobierno es consciente de esa necesidad», agregó para destacar, a continuación, que el nuevo sistema de llamamientos de interinos -de forma telemática- «está funcionando perfectamente y nos hace ver circunstancias injustas que antes no veíamos». Por eso, reiteró, que la Junta se sentará con sindicatos de la enseñanza para actualizar el decreto de interinos, que es del año 2007.

Por último, valoró la normalidad con la que a su juicio se ha desarrollado el inicio del curso escolar y las iniciativas tomadas para potenciar la atención a la diversidad.

Por otro lado, la Permanente del Observatorio de Convivencia Escolar mantuvo ayer su primer encuentro tras las vacaciones estivales para seguir avanzando en la elaboración del nuevo documento en el que se regula cómo abordar el acoso en las aulas.

Orientaciones

El secretario general de Educación, Rafael Rodríguez de la Cruz, destacó la introducción en el mismo de orientaciones educativas para que desde los centros se sepan abordar los posibles casos. El nuevo plan, que recogerá las aportaciones realizadas por los miembros de la comisión permanente antes de ser sometido a la aprobación del Pleno del Observatorio para la Convivencia Escolar a finales de octubre, «trata de abordar el acoso escolar como un problema educativo», señaló.

Asimismo, explicó que el borrador con el que se trabaja está dividido en varios apartados. El primero de ellos sobre la convivencia en los centros, incide en la idea de aprender a convivir y hace un recorrido por las actuaciones que la Consejería de Educación y Empleo ya ha llevado a cabo en el ámbito de la prevención.

El segundo apartado contextualiza y define qué es el acoso y sus modalidades, entre otros aspectos; mientras que el tercero se refiere al ámbito de actuación que, en este caso, se centra más en el establecimiento de medidas de prevención y de mediación que en la intervención propiamente dicha.

El borrador en cuestión también detalla los programas educativos que más incidencia e influencia positiva tienen en la mediación y la prevención del acoso como son la mejora de las habilidades sociales y la educación emocional y en valores, entre otros. Y contiene protocolos de actuación destinados a los centros.