Hoy

La Junta prevé ingresar el próximo año 84 millones menos que en 2016

Pilar Blanco-Morales, consejera de Hacienda de la Junta.
Pilar Blanco-Morales, consejera de Hacienda de la Junta. / J. M. Romero
  • El Gobierno regional realiza una estimación a la baja debido a la caída de fondos europeos y a la reducción del endeudamiento

La Junta de Extremadura prevé ingresar el próximo año menos fondos que en el presente ejercicio. En concreto, las estimaciones del Gobierno regional apuntan a que en 2017 percibirá 5.113,4 millones de euros, 84 menos que en las cuentas aprobadas para 2016, lo que supone una caída del 1,6%.

El Ejecutivo autonómico facilitó ayer a los grupos parlamentarios de la Asamblea y a los agentes sociales una estimación de ingresos dentro del borrador de anteproyecto de Presupuestos de la comunidad para el próximo año. Cumplió así con el calendario previsto para la negociación de las cuentas del 2017, después de que la pasada semana aportara una amplia documentación sobre la ejecución del presente ejercicio.

La oposición ha pedido más tiempo para estudiar esos primeros datos, pero la Consejería de Hacienda señala que hay margen suficiente y que esta nueva entrega no supone dar por cerrado el paso anterior. De hecho, afirma que mantendrá las conversaciones con los diferentes grupos políticos y agentes sociales «para aclarar y explicar todo aquello que soliciten».

Mientras que los datos de ejecución habían sido solicitados por el PP para analizar el cumplimiento de los acuerdos alcanzados con el PSOE para la aprobación de los Presupuestos 2016, la información aportada ayer supone un primer paso para negociar con todos los grupos las cuentas del próximo ejercicio. De entrada, se conocen las previsiones de la Junta, a pesar de que no dispone de los datos que debe facilitar el Gobierno sobre techo de gasto, límite de déficit (aunque en este caso ya es conocido) y previsión de aportaciones del sistema de financiación autonómica.

El gobierno regional estima que el próximo año dispondrá de menos fondos que el presente. La rebaja no es significativa, apenas un 1,6%, pero supone un paso atrás después de tres años al alza, que podrían ser cuatro si se cumplen las previsiones de cierre de este ejercicio. Pero sobre todo implica que habrá que ajustar aún más los gastos, que en ningún caso pueden superar a los ingresos.

El documento facilitado ofrece una previsión de ingresos consolidados. Es decir, incluye tanto a la Administración general como a todos sus organismos, que, aunque en pequeña medida, también aportan fondos a las arcas de la comunidad. En concreto, el Centro de Investigaciones Científicas espera contar este año con 960.000 euros al margen de la transferencia que recibe de la Junta para su funcionamiento.

Asimismo, la previsión contiene una comparación con los Presupuestos 2016. La Junta no ha tenido en cuenta los 40 millones de euros que esperaba ingresar como adelanto de la deuda histórica y que han sido eliminados debido a la retención de crédito que exigió el Ministerio de Hacienda. Sin esta partida, la reducción en 2017 sería de 44 millones de euros, un 0,9%.

Aunque el Gobierno regional tampoco ha tenido en cuenta que los Presupuestos 2016 ya han sido modificados al alza al incorporar en junio casi 230 millones más para pagar facturas pendientes. Si se incluyera en la comparación, la rebaja sería de cerca del 6%.

Menos fondos europeos

En un caso o en otro, lo interesante es conocer cuáles son las previsiones de ingresos de la Junta para el próximo ejercicio. La estimación a la baja se debe especialmente a los fondos europeos, ya que espera recibir 46 millones menos que lo recogido en los Presupuestos de este año. En torno a 40 millones corresponden al Feader y 7 al Feder, aunque se compensa con 2 millones más del Feaga.

Junto a esto, la partida de endeudamiento se reduce en 22,5 millones al pasar de 469,4 a 446,9 millones de euros. Es decir, espera solicitar menos préstamos, aunque este capítulo este año ya ha crecido en 211 millones, por lo que puede estar sujeto a modificaciones.

También destaca la reducción de ingresos por IVA, casi 15 millones de euros; por venta de viviendas y edificios, 12,3 millones; y por las transferencias de capital del Estado, casi 8,8 millones. Asimismo, se reduce la previsión por el Impuesto de Patrimonio en 1,6 millones de euros a pesar de la modificación propuesta para tratar de recaudar más.

En el otro lado de la balanza, la Junta espera ingresar casi 26 millones más por el sistema de financiación autonómica y otros 25 millones por transferencias corrientes del Estado destinadas a sanidad, empleo, educación y servicios sociales. También prevé contar con 9,8 millones más por el impuesto sobre hidrocarburos, 6,3 por transmisiones patrimoniales y casi 5 por IRPF.