Hoy

Un año y diez meses de prisión para la alcaldesa de Guijo de Coria por dar trabajo a cambio de votos

Un año y diez meses de prisión para la alcaldesa de Guijo de Coria por dar trabajo a cambio de votos
  • También se le inhabilita durante dos años y un día para cargo público. La oposición pide un pleno para oficializar su dimisión

Ofreció mantener sus puestos de trabajo en el Ayuntamiento a cambio de votosen favor de la candidatura del PP. Por eso se le condena a un año y diez meses de prisión y a no poder seguir siendo ni alcaldesa ni concejala durante dos años y un día. Es lo que ha sentenciado el Juzgado de lo Penal de Plasencia, que acaba de condenar por delito continuado electoral a Cristina Vicente Paule, primera edil de Guijo de Coria (unos 220 vecinos).

Poco antes de las elecciones municipales de 2011, Cristina Vicente (que lleva tres legislaturas en la Alcaldía, dos bajo las siglas del PP, y ahora, aunque con apoyo de los ediles populares, bajo las de una agrupación independiente) ofreció a una persona continuar trabajando en el Ayuntamiento si él y su mujer le votaban. Idéntica proposición la realizó a otros dos vecinos del pueblo.

«¿Sigue en pie lo que me comentaste? ¿Si te doy los votos puedo seguir trabajando?», se escucha en una grabación realizada por uno de los vecinos y validada por el juzgado y no cuestionada por la defensa de la alcaldesa. «Te digo que trabajas. Tú a mí me das el voto por correo, tú y tú mujer. Pero el voto es por correo, ¿eh?. Te llega a ti el sobre con la documentación pero me la entregas a mí. Es la única forma que sé que me vas a votar», le replicó Cristina Vicente en esa conversación.

La acusada dijo en el juicio que sus palabras se sacaron de contexto. Su defensa, además, añadió que fue el vecino el que se ofreció a votarla y no al revés, «pero sorprende que ante una acusación tan grave (la de que si le votaba mantendría su trabajo), la acusada no reacciona para censurar y corregir al vecino o para negar categóricamente haber hecho la proposición», señala el fallo del juzgado placentino.

Otros testimonios «creíbles» también avalaron en el juicio el ofrecimiento de trabajo a cambio de votos y también se rechaza la acusación de la alcaldesa de un complót o «conducta engañosa que tuviese por objeto conseguir que Cristina Paule, en contra de su voluntad, pronunciase las palabras que se escuchan en la grabación aportada».

El juzgado aplica la atenuante de dilación indebida (el proceso estuvo parado casi dos años) para rebajar la pena final, aunque expresa claramente que la todavía alcaldesa de Guijo es responsable «criminalmente por su participación directa y voluntaria», de un delito continuado contra la ley electoral. Contra este fallo cabe recurso ante la Audiencia.

La oposición, representada por Extremadura Unida, pide un pleno extraordinario para que formalice su dimisión. También exige al PP su inmediata expulsión (en teoría está suspendida de militancia).