Hoy

Una garantía de que se puede devolver el dinero a los clientes

La legislación española establece que las agencias de viajes deben tener la garantía de que pueden devolver el dinero a los clientes en caso de quebrar o de no poder prestar el servicio que le habían contratado los consumidores. Para ello se exigen los avales, que no son más que una garantía de que se cuenta con el dinero necesario para hacer frente a las posibles deudas. Por regla general, son los bancos o las aseguradoras las que constituyen los avales para las empresas, que cobran sin embargo una cantidad anual por ese servicio. Cuanto más alto es el aval, más caro resulta el servicio.