Hoy

El arquitecto técnico de Aliseda, absuelto de prevaricación urbanística

Manuel G. R. fue juzgado en la Audiencia en junio. :: hoy
Manuel G. R. fue juzgado en la Audiencia en junio. :: hoy
  • La sentencia, que es firme, considera que no intervino en los expedientes de las edificaciones ilegales que se construyeron en la localidad

La Audiencia Provincial de Cáceres ha emitido en septiembre un auto en el que señala que es firme la sentencia dictada por esta misma sala que absolvió a Manuel G.R., acusado de haber cometido un delito de prevaricación en materia urbanística cuando ejerció de arquitecto técnico en Aliseda.

La absolución no fue recurrida por la Fiscalía, y por lo tanto, se «procede el archivo de las actuaciones, dejando sin efecto las medidas cautelares que se hubieran podido adoptar en el curso del proceso».

Manuel G. R. ha venido prestando servicios profesionales como arquitecto técnico para el ayuntamiento de Aliseda desde 1999. La sentencia que le absuelve indica que entre los años 2006 y 2012, en el término municipal de la mencionada localidad se realizaron diversas construcciones en suelo no urbanizable, sin el amparo de licencia, incumpliendo los requisitos que para edificar establecía la normativa urbanística.

El Ayuntamiento no promovió alguna acción encaminada a mantener o restaurar la legalidad urbanística frente a los responsables de aquellas construcciones; sin embargo entre 2006 y 2008 lo que sí hizo fue cobrar a los promotores de estas viviendas la cuota del impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras. Por ese motivo el arquitecto técnico visitó 15 viviendas para calcular la cantidad que debían pagar, sin emitir informes o participar en expedientes que tuvieran que ver con las obras ilegales.

La Fiscalía solicitaba dos años y medio de cárcel para Manuel G.R., además de 15de inhabilitación para cargo público, mientras que su abogado defensor, Juan María Expósito, solicitó la absolución.

Junto al arquitecto técnico iban a sentarse en el banquillo de acusados la que fue alcaldesa de Aliseda cuando ocurrieron los hechos, Claudia Moreno, pero alcanzó un acuerdo como autora de un delito de prevaricación urbanística. Aceptó pagar una multa de 7.500 euros y 15 años de inhabilitación, lo que la obligó a dimitir como alcaldesa el pasado mes de abril.