Hoy

CSI-F dice que las plantillas de funcionarios son insuficientes

  • Según este sindicato, faltan unas 1.300 plazas en Educación, unas 600 en Sanidad y 500 en Servicios Sociales

Mérida. El presidente regional de CSI-F, Benito Román, señaló ayer a la Junta de Extremadura como responsable del proceso de «precarización» que registran los servicios públicos y el ámbito laboral de los funcionarios. «Las plantillas son insuficientes, con un exceso de la carga de trabajo», remarcó Román, quien señaló que la temporalidad en el empleo público ha aumentado del 8 al 21%.

El líder regional aseguró que a la Administración Pública le interesa la temporalidad por cuestiones económicas. «En vez de apostar por los contratos fijos, está abusando de las contrataciones de trabajo en precario», dijo.

Según este sindicato, faltan unas 1.300 plazas en Educación, unas 600 en Sanidad y 500 en Servicios Sociales. A su juicio, es primordial reforzar la educación, que ofrezca coberturas de refuerzo y atienda a las zonas rurales, y también la red pública sanitaria, donde hay falta de contratación y cobertura de interinidades. Por ello, exigió un calendario de oposiciones para «reponer las plazas que faltan», la descongelación de la carrera profesional de los empleados públicos y el abono de la misma a los interinos, y el desarrollo de la Ley de Función Pública.