Hoy

Presentación de la Festa do Marisco en Cáceres. :: Jorge Rey
Presentación de la Festa do Marisco en Cáceres. :: Jorge Rey

Con erre de marisco

  • O Grove presentó en Cáceres su orgía gastronómica anual

Paseando por cualquier ciudad extremeña, es fácil encontrar en las farolas, las multitiendas y las marquesinas de autobús unos pasquines donde se anuncian excursiones. Son viajes con cierto aire doméstico, organizados por agentes sin nombres rimbombantes que incluyan palabras como 'holliday' o 'travel', sino algo más sencillo como Pepe y Mari o Viajes Vicente.

Esas excursiones indican cuáles son las tendencias turísticas populares, que en Extremadura se ciñen a tres o cuatro destinos fijos: combinados madrileños para rezar y comprar (El Cristo de Medinaceli más Xanadú) o para rezar y divertirse (La Almudena y la Warner) y, en verano, madrugones para ir a bañarse a las playas de Huelva o de Cádiz.

Desde hace unos años, a estos destinos clásicos se han ido incorporando otros dos viajes cada vez más demandados. Uno es muy extremeño: autobús a Badajoz para hacer compras en El Faro. El otro es muy gallego y muy gastronómico: la Fiesta del Marisco de O Grove. De hecho, paseando estos días por Cáceres, se puede reparar en unos folios blancos donde se anuncia lo siguiente: «Excursión a la Fiesta del Marisco de O Grove durante los días 7 al 9 de octubre. Precio 155 euros. Incluye tres días de estancia y dos noches, viaje en barco con degustación de mejillones, etcétera. Razón: Jesús, agente de viajes».

La proliferación de estas excursiones marisqueras extremeñas en los primeros 15 días de octubre ha convertido nuestra región en un punto de interés para la orgía gastronómica más increíble que imaginarse pueda: la 'Festa do Marisco de O Grove', que este año se celebrará entre el 6 y el 16 de octubre en esta localidad de las Rías Baixas.

Esta fiesta se presenta cada año en una ciudad extranjera y en otra ciudad española. En esta ocasión, la organización se fijó en Bolonia (Italia) y en Cáceres. Llevan haciendo esto 53 años, los que cumple la fiesta en 2016. Y ser punto de presentación es un honor y un placer para los sentidos. Durante los años que viví en Galicia y escribí sobre esta fiesta, siempre me quedó el resquemor de que nunca se presentara en Extremadura, Pero el pasado viernes nos tocó el turno y en el restaurante Palacio de los Golfines de Cáceres tuvo lugar un acto mitad presentación, mitad degustación en el que el alcalde de O Grove, el socialista José Antonio Cacabelos, y la teniente de alcalde de Turismo y Cultura, Emma Torres, explicaron los encantos de su fiesta.

Para que la comprendiéramos bien, tras los discursos y las proyecciones, hubo una demostración de cocina en vivo, y después, pasamos a lo fundamental: degustar un menú animado con vino albariño y centrado en las empanadas de zamburiñas y mejillones, los mejillones al vapor, las navajas, los camarones y el pulpo. Rematando la jugada con una tarta de almendra y una copita de aguardiente gallego.

Pero más allá de las explicaciones del alcalde, puedo contarles la realidad de la 'Festa do Marisco' de O Grove porque la disfruté durante 20 años. Vaya por delante que este evento se ha convertido en el polo de atracción más intenso de las excursiones de la tercera edad, que, durante los días laborables, invaden la plaza de O Corgo, donde se celebra la fiesta, ocupan los hoteles de la provincia de Pontevedra y disfrutan como no se imaginan.

La fiesta tiene conciertos (este año: The Gift, Miss Cafeína o Kiko Veneno entre otros), actos científicos y culturales, exposiciones... En fin, como cualquier fiesta. Pero lo importante son los stands de venta de marisco. En una gran explanada y plaza abiertas al puerto de O Grove, se sitúan carpas inmensas y pabellones varios donde uno compra su tique a un precio muy razonable y recoge luego la ración del marisco que desee. Dejen volar su imaginación y pidan por esa boca: ¿percebes, cigalas, nécoras, almejas a la marinera, centollas...? Lo que quieran y todo en sazón, que octubre es mes con erre y O Grove es un pueblo con erre. Erre de marisco.