Hoy

La Junta, decepcionada con la Mesa de la Caza por la falta de sensibilidad con los ganaderos

Jabalíes abatidos en una montería celebrada en la región
Jabalíes abatidos en una montería celebrada en la región / HOY
  • La Consejería de Medio Ambiente recuerda que el decreto de 'Sandach' se ha negociado con el sector

La Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio ha mostrado su "decepción" por la "falta de sensibilidad" que está manifestando, a su juicio, la Mesa de la Caza con los ganaderos extremeños tras la publicación del Decreto de Medidas de Recogida de Sandach, en tanto que éste ha sido "negociado" con el sector agrario.

Incide al respecto en que la norma, publicada este pasado lunes, tiene como finalidad hacer frente a la "grave crisis ganadera" provocada por la tuberculosis bovina, que tiene una alta tasa de prevalencia en la cabaña extremeña y está ligada a la presencia de dicha enfermedad en la fauna cinegética.

En nota de prensa, la Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio recalca así que el citado decreto ha sido negociado con todas las organizaciones profesionales agrarias, con el Ministerio de Agricultura, la Universidad de Extremadura, los colegios de veterinarios, así como "sometida a exposición pública".

Según apunta la Administración autonómica, ello evidencia "un claro ejemplo de unidad para combatir la crisis que afecta a miles de ganaderos", y contrasta con la escasa sensibilidad que están dejando patente, a su juicio, los representantes de la Mesa de la Caza, que este pasado lunes tachó el decreto sobre el 'sandach' de una cacicada y una traición al sector cinegético.

De acuerdo con el decreto, en el caso de monterías, batidas, ganchos y recechos de gestión que se lleven a cabo en Áreas de Especial Incidencia en Tuberculosis Bovina, la eliminación de estos restos provenientes de piezas abatidas se hará en establecimientos o plantas de transformación autorizadas y, en determinados casos, en el muladares o comederos fijos autorizados dentro del coto privado de caza.

Negociación

Ante las declaraciones de disconformidad de los representantes de la Mesa de la Caza en relación al citado decreto, la consejería señala que es absolutamente falso que se haya eliminado de los borradores previos la posibilidad de enterrar los 'sandach' en los cotos cinegéticos, ya que esa posibilidad nunca se ha contemplado en los distintos borradores.

Igualmente, indica que la Mesa de la Caza manifestó durante la negociación su "satisfacción" con el texto propuesto, por la incorporación de los muladares como nuevas formas de eliminar restos de las monterías.

Añade que sólo posteriormente en el trámite de audiencia pública, (la Mesa de la Caza) solicitó que se autorizara el enterramiento in situ en todos los casos, y no únicamente en los cotos sociales, medida que -según añade- "por los precedentes de su incumplimiento fue el origen de los problemas que se pretendían resolver con el decreto y que sabían que nunca aceptaría cualquier administración responsable que debe velar no sólo por la caza, sino por la ganadería y la salud de la población".

De igual modo, la Junta recuerda que en la publicación de cualquier norma hay que recoger las "opiniones e intereses de todas las partes", así como que está sujeta, como según indica ha sido el caso, a la incorporación de las "observaciones" dictadas por la Abogacía General de la Junta y la Comisión Jurídica.

Finalmente, la consejería afirma su convencimiento de que la norma publicada es un avance significativo para el control de las enfermedades, y además "supone una mejora y ahorro muy importante para el sector de la caza con respecto a la situación anterior".