Hoy

Las carreteras se cobran 38 vidas en lo que va de año, 12 más que en todo 2015

En agosto murió una mujer en este accidente cerca de La Roca.
En agosto murió una mujer en este accidente cerca de La Roca. / HOY
  • Este fin de semana ha sido uno de los más negros en las vías de la región con dos fallecidos y ocho heridos

Los datos que arrojan la siniestralidad en las carreteras extremeñas en lo que va de año son preocupantes. Hasta ayer, habían fallecido 38 personas en accidentes de tráfico mortales -aquellos en los que las víctimas mueren dentro de las 24 horas siguientes al accidente- en vías interurbanas de la comunidad autónoma. Esto supone doce fallecidos más que en todo el año 2015, que se cerró con 26 víctimas mortales en Extremadura, según los datos de la Dirección General de Tráfico (DGT). En porcentajes, se traduce en un aumento de un 32% en el número de fallecidos por accidentes de tráfico hasta el momento con respecto a todo 2015.

Del mismo modo, también ha crecido las cifras de los accidentes mortales. En estos nueve meses se han producido 34 accidentes, frente a los 21 que registró la DGT durante todo el pasado año.

Estas cifras invierten la tendencia bajista de la estadística de accidentes mortales en vías interurbanas en Extremadura, que anotó el año pasado su registro más bajo desde el año 2000. Actualmente, el número de fallecidos es el segundo más bajo de la serie, tal y como se muestra en el gráfico que acompaña a esta información, pero hay que tener en cuenta que aún no ha terminado el año. Esto, de momento, confirma que el ejercicio precedente fue una excepción que, desafortunadamente, no se va a mantener este año.

Este fin de semana ha sido especialmente trágico en las carreteras extremeñas, que se han cobrado la vida de dos personas y otras ocho han resultado heridas en cuatro accidentes de tráfico.

El primer accidente mortal ocurrió el viernes pasado en Badajoz y se saldó con la muerte de Antonio Alves Cosme, un conocido taxista de la ciudad, que chocó con un vehículo cuando conducía su moto. Este siniestro, ocurrido dentro del casco urbano de Badajoz, no está contabilizado en esta estadística, ya que las cifras hacen referencia a accidentes mortales en vías interurbanas. Sí se recoge, en cambio, la muerte de otro hombre de 40 años la noche del sábado cerca de Valencia de Alcántara. En este caso, el accidente se produjo en la N-531, en dirección a Cáceres, a un kilómetro de Valencia de Alcántara. La víctima se salió de la carretera en una curva y chocó mortalmente contra una arqueta de hormigón.

El último accidente registrado en las carreteras hasta el cierre de esta edición tuvo lugar ayer por la mañana. Un motorista de 28 años resultó herido grave al salirse de la carretera cuando circulaba por la N-630, en las inmediaciones del estadio Príncipe Felipe de Cáceres en dirección hacia Salamanca. El joven sufre rotura de clavícula y laceración en el bazo y está ingresado en el Hospital San Pedro de Alcántara, con pronóstico grave. El conductor de otro vehículo que pasaba por allí dio el aviso de que se había producido el accidente y se detuvo para socorrer al herido. El hombre, según responsables policiales, se expuso a un riesgo grave al haber podido desplazarse por la mediana y ser arrollado por otro vehículo, lo que por suerte se evitó.

Fin de semana negro también fue el primero de este mes, cuando fallecieron dos personas y otras dos resultaron heridas en sendos accidentes, uno en Cabeza del Buey, que acabó con la vida de un joven de 20 años, y otro a un kilómetro de Torremenga, en el que murió un hombre de 54 años.

Los números de este verano

Las cifras de siniestralidad en las carreteras de la comunidad autónoma durante este verano son, sin embargo, similares a las del año precedente. Según la DGT, en los meses de julio y agosto se han registrado siete fallecidos en accidentes mortales, uno más que en el mismo periodo de 2015.

A finales de julio murió un vecino de Llerena de 52 años en un accidente en la conocida como carretera de Cantalgallo, a dos kilómetros de Fuente de Cantos, que también registró un herido grave y otro menos grave. El siniestro se produjo por una salida de vía en una curva.

Por este mismo motivo, murió en pasado 16 de agosto un joven de 28 años de Cásar de Cáceres y un hombre de 59 años en Perales del Puerto solo seis días después.

Un choque frontal fue lo que acabó con la vida de María de los Milagros E. B., de 73 años, que viajaba de acompañante en un vehículo que colisionó frontalmente con otro en la Ex-100, la carretera que comunica Badajoz y Cáceres, a la altura de La Roca de la Sierra. En este accidente otras tres personas resultaron heridas.

Uno de los siniestros más tristes en lo que llevamos de año se produjo a finales del mes de julio, cuando una niña de 11 años perdió la vida en un accidente en la autovía A-66 en dirección a Sevilla por una salida de vía.