Hoy

El Instituto Europeo presenta el tercer proyecto de universidad privada para Extremadura

Carlos Pérez Castro, fundador y director del Instituto Europeo de Posgrado
Carlos Pérez Castro, fundador y director del Instituto Europeo de Posgrado / Cedida
  • El IEP anuncia una inversión de 1,3 millones de euros para impartir online siete titulaciones relacionadas todas con la gestión empresarial

Extremadura es de las pocas comunidades que quedan en el país con una única universidad pública. Quizás por eso se ha convertido en objetivo de entidades y promotores dispuestos a ampliar la oferta formativa lanzada desde la región de la mano de universidades privadas. El Gobierno regional, de hecho, ya tiene tres iniciativas sobre la mesa.

A la planteada por la Universidad Católica de Ávila, para abrir sede en Plasencia, y a la promovida por un grupo de docentes, para hacerlo en Badajoz, se suma ahora un proyecto del Instituto Europeo de Posgrado. Su fundador y director, Carlos Pérez Castro, confirma que la memoria que lo recoge ya está en la Dirección General de Universidades. «Nuestro objetivo es poner en marcha en Extremadura una universidad privada 100% online, con calidad y de fácil acceso», resume. «Queremos avanzar en la creación de una red de instituciones de formación superior internacional».

Es la red que Carlos Pérez, licenciado en Derecho y profesor durante años del IESE, puso en marcha a finales de 2008 con la creación del Instituto Europeo de Posgrado y la que ha continuado ampliando después con la apertura en marzo de 2012 de la Corporación Universitaria de Asturias –primera universidad online de Colombia– y con la Universidad Génesis –primera de México con las mismas características– en junio de 2015.

Extremadura acogería su cuarto centro. «Porque queremos crecer en España y esta comunidad ha sido la que mayor entusiasmo e interés ha mostrado», explica. «Teniendo en cuenta que no somos competencia para la UEx, sino un complemento», argumenta. «Nuestros alumnos son personas trabajadoras que, por no disponer de flexibilidad en su agenda, no pueden acceder a la formación presencial; de esta forma, la edad media con la que un alumno de grado comienza sus estudios en nuestras instituciones es de 28 años y en el caso de posgrado de 37. Además el componente internacional de alumnos de otros países es mucho mayor, por lo que no sólo serán de la región», añade.

La universidad privada de Extremadura sería el cuarto centro de la red diseñada por el director del Instituto Europeo de Posgrado. Sería también online y su oferta formativa estaría centrada en la gestión empresarial, del mismo modo que lo están el resto de centros que ha puesto en marcha.

El marco legal

Según la memoria que ha presentado a la Junta, durante el primer año de operación de la institución, se estima una inversión de 1.300.000 euros, repartidos entre oficinas e instalaciones, docentes, nóminas, gastos de publicidad y otros materiales, investigación y tecnología. Adicionalmente la construcción de los materiales online de los programas a impartir, requerirá una inversión de 280.000 euros en los dos años siguientes.

«Nuestra proyección es que en el curso académico 2019-2020 estén matriculados más de 1.000 alumnos de grado y posgrado», añade Carlos Pérez Castro, que cifra en un centenar de puestos de trabajo los que generaría la institución en ese año.

Las titulaciones que ofertaría son tres grados de Administración y Dirección de Empresas, Derecho y Psicología (aplicada al ámbito empresarial). Y cuatro posgrados: Máster en Dirección y Administración de Empresas, Prevención de Riesgos Laborales, Ingeniería Informática y Psicopedagogía (también aplicada al ámbito empresarial). Para hacer realidad esta universidad privada, cuya primera opción para fijar su sede es Badajoz, es preciso que la Asamblea de Extremadura legisle este tipo de actividad. Si bien se contempla su posibilidad en el Estatuto de Autonomía, aún no existe norma que regule el funcionamiento de las universidades privadas en la región.