Hoy

Podemos dice que la opinión de Ibarra es "minoritaria" en el PSOE

Podemos ha subrayado este viernes que la opinión del expresidente de la Junta de Extremadura Juan Carlos Rodríguez Ibarra de rechazar un hipotética gobierno del PSOE con Podemos y los independentista es "minoritaria" al tiempo que ha animado al líder de los socialistas, Pedro Sánchez, a mantener la "resistencia" que está demostrando frente a las "presiones" internas.

En los pasillos del Congreso, la secretaria general del grupo parlamentario de Unidos Podemos, Carolina Bescansa, ha querido dejar claro que no cree que las palabras de Ibarra advirtiendo de que se daría de baja del PSOE si Sánchez forma gobierno con Podemos y los independentistas las compartan muchos en el partido.

En todo caso, y frente las discrepancias internas que han surgido en el PSOE sobre de cuál debería ser la posición a tomar para desbloquear la actual situación política, Bescansa ha señalado que "es tiempo" de que el partido decida cuál de esas voces es la que definitivamente a imponer su criterio: si las que abogan por formar un gobierno alternativo con Podemos o las que piden facilitar un Ejecutivo liderado por Mariano Rajoy.

En este sentido, la portavoz adjunta de Unidos Podemos en la Cámara Baja, Irene Montero, ha querido agradecer por su parte a Sánchez la "resistencia" que está demostrando frente a algunos de sus 'barones' territoriales y la vieja guardia del PSOE que le animan a abstenerse para que Rajoy continúe en La Moncloa.

"Espero que siga resistiendo", ha indicado Montero, recordando al líder del PSOE que "puede contar" con Unidos Podemos si lo que decide es conformar un gobierno de progreso que evite que el PP siga estando en el poder obviando de esta forma los planes "más oligárquicos y menos democráticos" que le plantean algunos dirigentes de su partido.

Además, Montero se ha referido al escrito de la Fiscalía en el caso de los ERE, que pide seis años de cárcel para José Antonio Griñán y diez de inhabilitación para Manuel Chaves. A su juicio, este caso es "una muestra más de que hay un viejo PSOE, curiosamente el mismo que quiere una gran coalición y volver al bipartidismo porque considera que ahí se robaba un poquito mejor y era más fácil usar las instituciones públicas en beneficio personal".