Hoy

Ibarra dejará el PSOE si Sánchez intenta formar gobierno con Podemos y separatistas

  • El expresidente extremeño se pregunta también que a quién beneficia que Vara haya dicho públicamente que llevaba dos meses sin hablar con Pedro Sánchez

El expresidente extremeño Juan Carlos Rodríguez Ibarra ha declarado hoy que, aunque no cree que se dé ese escenario, si Sánchez intentara formar gobierno con Podemos y los separatistas, con el respaldo del Comité Federal y la militancia, abandonaría el partido.

El expresidente extremeño ha abogado por explorar el espacio que hay entre el "no es no" y la "abstención a cambio de nada".

Es decir, ha precisado, como Mariano Rajoy ha fracasado, si el PP cambiara de candidato tendría "fuerza moral" para reclamar al resto de fuerzas políticas que modifique su voto.

Por otro lado, ha asegurado que el problema de España no es la formación de gobierno sino la secesión de Cataluña.

Vara-Sánchez

Ibarra ha planteado hoy que "está por saber a quién benefició el que un secretario general regional -en alusión al extremeño Guillermo Fernández Vara- dijera públicamente que llevaba dos meses sin hablar con el secretario general federal -Pedro Sánchez-.

Fernández Vara aseguró hace unos días que la última vez que habló con el líder del PSOE, Pedro Sánchez, fue hace dos meses, en concreto en la víspera del Comité Federal del partido celebrado a principios del mes de julio, unas declaraciones que fueron criticadas por la dirección socialista.

En una entrevista en Onda Cero, Rodríguez Ibarra ha negado hoy que exista un problema de libertad de expresión en su partido y ha abogado por que los siete barones territoriales del PSOE se reúnan para dar "sensación de unidad" frente a su verdadero adversario, el PP, y "el conflicto se acabaría".

Barberá

Por otro lado, ha considerado que la exalcaldesa de Valencia Rita Barberá no debe dejar su escaño en el Senado y se ha quejado de que España se haya convertido en un país "justiciero".

A su juicio, basta con que un fiscal pregunte cómo se llama alguien para que se "desate una persecución" contra esa persona.

Rodríguez Ibarra ha lamentado la "fiebre podemita" de que todo el mundo tenga que dimitir simplemente porque se abra una investigación, con lo que la pena ahora ya es incluso "previa al banquillo".

Ha opinado que los expresidentes de la Junta de Andalucía Manuel Chaves y José Antonio Griñán tampoco deberían haber dimitido en su momento por el caso de los EREs, pero lo hicieron y ya asumieron su responsabilidad política.

En el caso de Griñán, ha advertido de que el fiscal y el Tribunal Supremo difieren respecto a si ha habido malversación.