Hoy

La reforma fiscal de Extremadura continúa con su tramitación

  • Ha superado hoy su debate a la totalidad en el Pleno de la Asamblea con criticas de la oposición por llegar con el presupuesto ya cerrado

La consejera de Hacienda y Administración Pública, Pilar Blanco Morales, ha reiterado hoy el compromiso de la Junta con el consenso y el diálogo en el debate del Proyecto de Ley de Medidas Tributarias, Patrimoniales y Administrativas de la Comunidad Autónoma de Extremadura.

Esta ley ha superado hoy su debate a la totalidad en el Pleno de la Asamblea de Extremadura, por lo que su tramitación prosigue ahora en comisión parlamentaria.

Blanco Morales ha vuelto a comparecer ante el plenario del legislativo regional para explicar una vez más el contenido de este proyecto de ley, que contempla una reforma fiscal "progresiva, justa, redistributiva y solidaria", aunque con un "impacto modesto", pues no alcanza los 10 millones de euros.

Ha reiterado que la reforma fiscal no tiene carácter general y se limita a la supresión de determinados beneficios tributarios así como a la revisión de los tipos de gravamen, para servir de apoyo al sostenimiento de los servicios públicos esenciales de la comunidad autónoma, con el compromiso de no incrementar la presión fiscal.

Además, ha insistido en que, junto a estas medidas, la Junta insistirá en su lucha contra el fraude fiscal y en la mejora de la eficacia a la hora de recaudar.

La consejera ha recalcado, además, que es necesaria una reforma del sistema de financiación autonómica y una reforma fiscal en España, ya que "el problema de los ingresos de Extremadura es algo que no podemos resolver solos los extremeños".

Entre otras medidas tributarias, el proyecto de ley, en el llamado canon de saneamiento, además de las necesidades básicas, que ya estaban contemplados, se amplía el mínimo exento en dos metros cúbicos por vivienda, lo que supone un ahorro para las familias de 1,5 millones de euros.

Por su parte, en el IRPF, se mantienen todas las deducciones en la cuota íntegra autonómica, salvo la referida a la adquisición de segunda vivienda en el medio rural; mientras que en el Impuesto de Patrimonio, se modifica el mínimo exento, que pasaría de los 700.000 euros actuales a 500.000.

Con respecto al Impuesto de Sucesiones, se mantienen todos los beneficios; en el de Donaciones, se suprimen las bonificaciones del 99%, 95% y 90%; y en el de Actos Jurídicos Documentados, se eleva al 1,5% el tipo de gravamen general y se eleva al 3% el que recae sobre las escrituras públicas en la que se renuncia a la exención del IVA.

En el tributo sobre el juego, se establece una cuota fija reducida para máquinas tipo B1 con apuestas limitada a 10 céntimos y la tasa fiscal se fija en 375 euros trimestrales, frente a los 850 euros de las B1 tradicionales.

Se incrementan también los tipos de gravamen en el Impuesto sobre Instalaciones que incidan en el Medio Ambiente y, de igual forma, se incrementan en un 20 por ciento los tipos de gravamen en el Impuesto sobre eliminación de residuos en los vertederos.

El portavoz económico del PP, Luis Alfonso Hernández Carrón, ha recalcado que el compromiso de su partido es el de "construir Extremadura desde la oposición" y se ha felicitado de que este proyecto de ley nazca del diálogo y del consenso y en que, gracias a su grupo, la Junta haya renunciado "a las viejas recetas de subidas de impuestos".

Hernández Carrón ha destacado, además, los buenos resultados que se están obteniendo gracias a las medidas fiscales puestas en marcha por el anterior gobierno de José Antonio Monago.

Sin embargo, el portavoz de Podemos, Álvaro Jaén, ha instado a la Junta a retirar este proyecto de ley y a negociar otra nueva ley de acompañamiento que se negocie y se apruebe con los presupuestos de 2017, más aún cuando el presupuesto de 2016 se ha cerrado a fecha de 31 de junio, lo que la consejera ha considerado imposible de acuerdo con el orden jurídico en vigor.

Jaén ha acusado a la Junta de haber asumido, con este proyecto de ley, el sistema fiscal implantado por el anterior ejecutivo del PP, frente a otras comunidades autónomas, ha dicho, que han implantado reformas tributarias progresivas.

Para Victoria Domínguez, de Ciudadanos, tampoco es adecuado que el proyecto de ley, que, a su juicio, contiene una subida impositiva en muchos casos al suprimir determinadas exenciones, llegue a la Cámara después de que se decretara el cierre presupuestario el pasado 31 de agosto.