Hoy

«En los pueblos las siglas no son garantía de nada, lo importante es la persona»

Un pueblo que vive de jornal. Nadia Ruiz, ante una finca dedicada al cultivo de frutales. :: pakopí
Un pueblo que vive de jornal. Nadia Ruiz, ante una finca dedicada al cultivo de frutales. :: pakopí
  • Nadia Ruiz García Alcaldesa de Acedera

  • Es la única edil de Izquierda Unida en el Ayuntamiento. Gobierna tras un pacto con el Partido Popular

Crítica y directa. No duda a la hora de reconocer que en un pueblo de 190 habitantes la política que se puede poner en práctica no es de izquierda ni de derecha. «Es o más a favor de los vecinos o más a favor del beneficio propio», señala Nadia Ruiz García, alcaldesa de Acedera. Algo que puede sonar a justificación tras su pacto de legislatura con el Partido Popular cuando ella es la única representante de Izquierda Unida en la Corporación, mientras que el PSOE y PP se reparten tres concejales cada uno.

Sin embargo, con la misma claridad defiende la labor de las diputaciones, dice que es necesario reformar la Constitución, culpa a la clase política de la situación de Extremadura o advierte de la mayor facilidad que tienen los políticos jóvenes para negociar y llegar a acuerdos.

En este último caso, ella es un ejemplo. Gobierna en Acedera, mientras que, según el pacto de gobierno alcanzado tras las elecciones municipales de 2015, el Partido Popular lo hace, con otra joven alcaldesa, en la entidad local menor de Los Guadalperales. «Yo tenía la llave de gobierno en los dos pueblos y decidimos coaligarnos, porque estábamos viendo que las cosas no funcionaban y en los pueblos las siglas no son garantía de nada. Aquí nos conocemos todos y sabemos que es más importante el tipo de persona», apunta.

Empezó a implicarse activamente en política en el año 2007, formando parte de las listas de Izquierda Unida, aunque en los últimos puestos. «Comprendí que no vale de nada quejarse en las redes sociales, ni en la terraza de un bar. Hay que comprometerse e implicarse. Luego ya veremos si se puede aportar algo o no», expone Ruiz, que también es miembro del Consejo Político Regional de Izquierda Unida.

Con poco más de un año de experiencia en la Alcaldía, considera que está siendo una experiencia gratificante. «Lo mejor es poder utilizar la administración para ayudar a mucha gente y resolver problemas; lo peor es que alcaldesa de un pueblo pequeño se es 24 horas al día y te acabas llevando los problemas a casa», admite.

Personal

Acedereña de nacimiento, dejó el instituto a los 18 años para irse a buscar trabajo a las Islas Baleares, donde principalmente estuvo en tiendas de ropa. Seis años duró esa etapa y a la vuelta a su pueblo tuvo varios empleos temporales. Como la mayoría de sus vecinos sabe lo que es recoger fruta como jornalera. «Acedera vive de la agricultura. Casi todos los trabajadores son jornaleros del campo y trabajan en las campaña agrarias», confirma la alcaldesa, para añadir que la principal necesidad de sus conciudadanos es el empleo.

Los planes de la Diputación, los fondos del Aepsa y una bolsa de empleo del Ayuntamiento sirven de parche, pero una solución a largo plazo sería «implantar algo relacionado con la industria agroalimentaria, invernaderos por ejemplo», entiende Ruiz, que es optimista con el futuro de su pueblo.

Una solución similar es la que plantea para el desarrollo de Extremadura, que «debe pasar por la mejora de las comunicaciones, porque las necesitamos para competir en condiciones de igualdad en los mercados, y por darle importancia a nuestros productos mediante los procesos agroindustriales». Los responsables de que esto no se haya hecho todavía son, para la alcaldesa de Acedera, los políticos. «La política es la herramienta que tenemos para cambiar las cosas y no hemos sabido utilizarla».

Según la conversación deriva hacia la política regional y nacional, la ideología toma más protagonismo y el argumentario partidista tiene más presencia. «Nunca llegaríamos a acuerdos con el PP a nivel nacional», sentencia, al hablar de una Constitución que cree que «no se cumple y no se va a cumplir. Además, los menores de 56 ó 57 años no la hemos votado y creo que es algo que deberíamos hacer», concluye.

PERFIL

Nombre. Nadia Ruiz García.

Edad. 36 años.

Formación académica. Educación Secundaria. En la actualidad estudia Derecho por la Uned.

Ocupación laboral. Liberada como alcaldesa.

Sueldo del ayuntamiento. 1.000 euros.

Años en política. Desde 2007.

Aficiones. La lectura, el cine y acompañar una buena tertulia con un café.