Hoy

La Junta ahorrará de 20 a 25 millones con el cierre presupuestario

directo

La consejera de Hacienda, Pilar Blanco-Morales, ha comparecido hoy en la Asamblea / Brígido

  • La consejera de Hacienda insiste en reclamar un reparto más justo para poder cumplir con los objetivos de estabilidad

El cierre del ejercicio 2016 permitirá a la Junta de Extremadura ahorrar de 20 a 25 millones de euros, lo que supone apenas el 0,4% de los Presupuestos autonómicos y el 0,15% del Producto Interior Bruto regional a efectos de cálculo del déficit.

La Junta de Extremadura publicó a finales de agosto la orden de cierre del ejercicio. La consejera de Hacienda, Pilar Blanco-Morales, ha comparecido hoy en la Asamblea para explicar su contenido y los efectos que tendrá para las arcas regionales.

Blanco-Morales ha reconocido que el cierre se ha realizado con más de un mes de antelación respecto a años anteriores, en los que se produjo en octubre. Pero ha afirmado que se debe a una exigencia del Gobierno, que en julio acordó la clausura del Presupuesto del Estado para 2016.

La consejera ha recordado que el Ministerio de Hacienda envió una carta a finales de julio en la que pedía información sobre el cierre presupuestario y daba de plazo hasta el 5 de septiembre para recibir una serie de datos. La Junta pidió un aplazamiento de diez días debido a la confluencia de festivos locales (el 1 de septiembre en Mérida) y autonómicos (el 8 de septiembre).

Ese plazo expira hoy, y por tanto se enviará la información solicitada. Entre otros asuntos, se dará a conocer el impacto del cierre presupuestario, un dato que ha adelantado en la Asamblea y que ha cifrado entre 20 y 25 millones de euros. Esto se debe a que sólo afectará a los gastos corrientes financiados con fondos propios, mientras que se mantienen hasta finales de año las partidas destinadas a renta básica, dependencia, ayudas para Educación, endeudamiento y personal; así como a inversiones vinculadas a fondos estatales, europeos y de otros organismos.

La consejera de Hacienda ha destacado que el cierre presupuestario se debe a las medidas que exige el Gobierno por incumplir el plan de ajuste aprobado el pasado año para poder acudir al FLA, a lo que se unen las relacionadas con la superación reiterada de los plazos de pago a proveedores. En ese sentido, ha subrayado que ya a comienzos de 2015 el Ministerio de Hacienda reclamó a la Junta que corrigiera estos datos, pero que no se dieron los pasos necesarios.

En cualquier caso, Blanco-Morales ha recalcado que, como evidencia el escaso impacto del cierre presupuestario, la Junta no tiene capacidad para combatir un déficit que considera estructural. Por ese motivo, ha vuelto a reclamar un reparto más equitativo entre la Administración del Estado y las comunidades autónomas y una senda más flexible para las regiones con más dificultades.