Hoy

El Plan Renove de Mobiliario plantea ayudas de hasta 1.000 euros

Interior de una tienda de muebles y decoración en Mérida. :: brígido
Interior de una tienda de muebles y decoración en Mérida. :: brígido
  • La Junta subvencionará el 25% de la compra de cada artículo con un tope de 200 euros pero exigirá un gasto mínimo de 300 euros

Hasta 1.000 euros por comprador con un tope de 200 euros por mueble. La Junta de Extremadura ultima el diseño del Plan Renove de Mobiliario, que pretende trasladar a un sector duramente castigado por la crisis las ayudas que tan buen resultado han dado en materia de electrodomésticos.

Esta medida, que formaba parte del programa electoral de Guillermo Fernández Vara, se incluyó en el Plan de Estímulo Económico pactado en abril con los agentes sociales. Ahora se dan los últimos pasos para hacerla realidad, para lo que ya se dispone del borrador de un decreto que se quiere aprobar antes de que termine el año.

Según recoge el proyecto, entre 2007 y 2015 el gasto medio por hogar en muebles y otros artículos ha caído un 51% en Extremadura, a lo que se suma el aumento de la competencia de productos de bajo coste. Esto ha llevado a la destrucción de empresas del sector. De 2008 a 2016 han desaparecido en torno al 17% de las empresas de fabricación de muebles de la región, cifra que en el sector artesanal pasa del 30%.

Para combatir esta situación, la Junta plantea incentivar tanto la oferta como la demanda. En este último caso se encuentra el Plan Renove de Mobiliario, que plantea un descuento del 25% del valor de cada mueble (antes de aplicar los impuestos) con un importe máximo de ayuda de 200 euros por artículo y de 1.000 euros por adquirente en cada convocatoria.

El borrador elaborado por la Secretaría General de Economía y Comercio de la Consejería de Economía e Infraestructuras contempla como subvencionable la compra de muebles nuevos para el equipamiento del hogar cuyo valor total de adquisición, impuestos no incluidos, supere los 300 euros. Se establece así un gasto mínimo.

En la factura que emita el punto de venta deberá figurar la totalidad de los muebles acogidos al programa. La deducción se aplicará sobre el importe final, impuestos incluidos, por la cantidad que corresponda. Para un mueble de 1.000 euros, sin el 21% de IVA, la ayuda se calcularía sobre 826,4 euros. Como el 25% pasa del tope de 200 euros, ascendería a esa cuantía. Pero los 200 euros se aplicarían sobre el precio con impuestos, con lo que el coste final sería de 800 euros. El ahorro sería en este caso del 20%.

La relación de productos que pueden ser objeto de ayudas abarca los muebles de dormitorio, incluidos los armarios, los muebles de salón-comedor, cocinas, muebles de baño, sofás, recibidores y muebles auxiliares en general. Quedan excluidos los artículos decorativos, espejos, equipamiento textil, colchones y los artículos de iluminación; así como los muebles donde el montaje corre por cuenta del comprador o se facilita por el vendedor como un servicio accesorio o adicional.

Los muebles deberán destinarse al uso doméstico, no siendo subvencionables los equipos que se destinen a locales o dependencias dedicadas a la prestación de servicios o actividades empresariales. Tampoco habrá ayudas para ventas o reservas realizadas con anterioridad al inicio de la fase de ventas y con posterioridad a la fecha de cierre de la convocatoria o a la publicación de la resolución que declare terminado el periodo de vigencia por agotamiento del crédito.

Establecimientos adscritos

Al igual que se establece con la línea destinada a incentivar la compra de electrodomésticos, en el Plan Renove de Mobiliario será necesario que los establecimientos interesados se adhieran al programa.

Podrán beneficiarse de estas ayudas los empresarios autónomos, las sociedades anónimas y limitadas y las cooperativas que entre sus actividades figure la venta de muebles y que dispongan de al menos un punto de venta en la región.

Las ventas se podrán iniciar cuando termine la adhesión de establecimientos y se autorice el inicio de la campaña. Los comercios deberán adelantar el dinero de la ayuda en la factura final al consumidor, tras lo que tendrán que presentar la correspondiente liquidación.

La Consejería de Economía e Infraestructuras habilitará una aplicación informática para la tramitación y gestión de las ayudas, la cual estará a disposición de los establecimientos adheridos a través de Internet. Para cada venta realizada, el comercio deberá realizar la reserva correspondiente. Para ello, podrá consultar la existencia de fondos disponibles y, en caso afirmativo, se podrá anotar y reservar el descuento correspondiente.

Para que dicha reserva de fondos sea válida, deberán constar los datos del comprador, las características del mueble adquirido y la fecha de la operación de venta. La solicitud para la obtención de la subvención deberá realizarse por el establecimiento de forma telemática utilizando para ello la aplicación informática. Podrá generarse entre los días 1 y 5, ambos inclusive, de cada mes de vigencia del Plan Renove de Mobiliario de Hogar, incluido el mes posterior al fin de la convocatoria. Para que adquiera total validez deberá registrarse también en papel.

El plazo máximo para resolver será de tres meses. Efectuadas las comprobaciones oportunas, corresponderá a la Secretaría General de Economía y Comercio declarar que se cumplen las condiciones exigidas.