Hoy

«A los extremeños les falta la posibilidad real de emprender en su tierra»

Moisés Leví con la iglesia de San Andrés Apóstol al fondo. :: jorge rey
Moisés Leví con la iglesia de San Andrés Apóstol al fondo. :: jorge rey
  • Moisés Leví Paniagua Martín | Alcalde de Torrejoncillo

  • Para este arquitecto, la política es temporal y quiere volver a ejercer su profesión

Cada 7 de diciembre, la localidad cacereña de Torrejoncillo llena sus calles de jinetes y escopeteros que ante la atenta mirada de unas 10.000 personas protagonizan La Encamisá, un festejo declarado de Interés Turístico Nacional desde 1974. Todo el pueblo se implica en una celebración marcada por la cultura, las tradiciones y la religiosidad, una cita que para el alcalde de este municipio se convierte en la más importante del año. Así lo pone de manifiesto Moisés Leví Paniagua Martín (PP), un joven de 36 años que accedió a la alcaldía por primera vez en 2003. «Es el día del año más emotivo para mí. Disfruto de la fiesta con mucho sentimiento. Aunque todo está escrito y es siempre igual, la emoción de cada año es diferente», confiesa este arquitecto técnico que terminó la carrera por la UEx en 2003 y se presentó a las elecciones municipales ese mismo año.

Gobernó en minoría durante una legislatura, todo un reto para un joven que por esos tiempos tenía 23 años. «Yo no sabía en lo que me estaba metiendo. En el salón de plenos había estado una vez y el Ayuntamiento lo había pisado para pedir algún certificado. No conocía este mundo. Sin embargo, tenía mucha ilusión. También mucha responsabilidad», recuerda Leví, quien considera que la juventud no es un handicap. «Debe haber gente con experiencia y jóvenes, pero sobre todo ganas de hacerlo bien e intentar mejorar las cosas en tu pueblo», apunta. Precisamente, en su equipo de Gobierno se da esa fórmula. Hay quien cuenta con más edad, pero algunos de su concejales no superan los 30 años.

Un parón

Tras su primera legislatura, decidió ejercer su profesión en Madrid, ciudad en la que estuvo dos años como arquitecto. Sin embargo, la crisis afectó a la empresa en la que trabajaba y tuvo que volver a su tierra natal. Sin miedo, se dio de alta como autónomo y fue en 2011 cuando se presentó de nuevo a la candidatura. En 2015, optó por su reelección y actualmente el PP gobierna con seis concejales frente a los cinco del PSOE.

El balance que hace del primer año de esta legislatura es positivo aunque apunta que el principal problema de todo el país también es «especialmente grave» en Torrejoncillo. «Estamos luchando por mantener población y la preocupación es el empleo», afirma antes de matizar que «aunque el mayor lastre de los ciudadanos de Torrejoncillo es el paro, desde hace un año eso va perdiendo intensidad».

Entre otros aspectos porque esta localidad cacereña sigue apostando por lo que le caracteriza, la artesanía. De hecho, Torrejoncillo ha sido declarada Área de Interés Artesanal, de acuerdo con lo previsto en la Ley de Artesanía de Extremadura, en la que se prevé la protección de aquellas comarcas o áreas geográficas que se distingan por su artesanado activo y homogéneo o sean de especial interés artesano por razones culturales y socioeconómicas.

En cuanto al descenso de población, el alcalde destaca que han puesto en marcha medidas de apoyo para las familias con niños. Entre otras, una cuota económica en la guardería. «Además, estamos intentando animar a los emprendedores que deciden instalarse en Torrejoncillo con aspectos relacionados con la bajada del IBI, las facilidades para las licencias de obras y las tasas de apertura». Sin embargo, confiesa que no es fácil. «A los extremeños les falta la posibilidad seria y real de emprender en su tierra, así como que otras personas que son de diferentes regiones puedan emprender en Extremadura».

Respecto a su futuro, lo tiene claro. Quiere volver a ejercer su profesión y no se ve en política toda la vida. «En este mundo hay que estar un tiempo. Creo que con esta legislatura, la política municipal se terminará para mí. Hay que tener claro que esto son etapas y otras personas deben coger el testigo. No creo que llegue a la política regional. A nivel autonómico hay muchos codazos y cuando ves ciertos movimientos no merece la pena», concluye.

PERFIL

Nombre. Moisés Leví Paniagua Martín.

Edad. 36 años.

Formación académica. Arquitecto.

Ocupación laboral. Dedicación exclusiva a la alcaldía.

Sueldo del ayuntamiento. 1.400 euros.

Años en política. Desde 2003.

Aficiones. 'Running'.