Hoy

Aplazado el juicio del ERE de Fuentecapala al entrar en concurso de acreedores

Aplazado el juicio del ERE de Fuentecapala al entrar en concurso de acreedores
/ Armando Méndez
  • Según ha informado a los medios la abogada de CC.OO, Blanca Suárez, al entrar la empresa en concurso, es necesario que el administrador concursal forme parte del proceso

El juicio por el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de Fuentecapala, cuya celebración estaba prevista para hoy en el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura (TSJEx), ha sido aplazado al 6 de octubre ya que la empresa ha quedado declarada en concurso de acreedores.

El Juzgado de los Mercantil número 6 de Madrid dictó ayer un auto en el que declaraba a Fuentecapala en concurso de acreedores, por lo que es necesario que el administrador concursal forme parte del proceso, según ha informado a los medios la abogada de CC.OO, Blanca Suárez, tras la suspensión.

Los abogados de ambas partes han podido mantener una conversación, y desde los sindicatos destacan que la empresa ha manifestado que se puede llegar a un acuerdo, según ha declarado el abogado de UGT, Enrique Aguado, quien ha apuntado que en el caso de ser así, no se celebraría el acto de conciliación.

La letrada de CC.OO ha avanzado que desde la empresa "se ha visto predisposición" a aceptar mejoras para los trabajadores, como la aplicación del convenio textil o que se computen los contratos temporales a la hora de calcular la antigüedad.

El ERE afecta a 36 de los 37 trabajadores que quedaban en plantilla, que desde el 31 de julio ya no trabajan en la planta textil de Navalmoral de la Mata (Cáceres).

Aunque los sindicatos se han mostrado abiertos a una negociación, Suárez ha incidido en que "la situación ideal" es que se mantuviese la producción en Navalmoral y ha manifestado que "el año pasado la empresa ya obtuvo beneficios" y que lo que se ha hecho es "una deslocalización llevándose la producción a Portugal".

De no ser viable la continuidad solicitan que los despidos sean declarados improcedentes y se les pague una indemnización de 45 días por año trabajado hasta febrero de 2012, y de 33 días a partir de la fecha de la Reforma Laboral.

"Llegar a 45 días es complicado pero si creemos que podemos mejorar bastante la propuesta de 20 días por año que nos han hecho" ha señalado Suárez.

Además a los trabajadores se les adeuda, han apuntado, más de cuatro meses de salarios y la paga extra de diciembre de 2015.

Por su parte, el abogado de UGT ha indicado que la declaración del concurso de acreedores "no afectará a este proceso" y sólo se tendrá que negociar con el administrador concursal.

La empresa ha estado defendida por el abogado Enrique Conejo, quien ha manifestado que se ha solicitado la suspensión por unos defectos de forma al no haberles dado traslado de una providencia con las pruebas de la autoridad laboral sobre el ERE, aunque "principalmente ha sido por la declaración del concurso" ha dicho.