Hoy

Viento y falta de humedad marcan el riesgo de incendio esta semana

Intencionalidad y negligencia son las principales causas de incendio en Extremadura.
Intencionalidad y negligencia son las principales causas de incendio en Extremadura. / HOY
  • PLAN CONTRA INCENDIOS DE HOY Y AEFFOR

  • La lluvia y bajada de temperatura que se prevén el martes no serán suficientes para paliar el déficit hídrico en la región

Viento y falta de humedad de la vegetación marcan el riesgo de incendio esta semana, que tiene su peor día en un lunes de temperaturas elevadas, sobre todo en el este de la región, donde llega menos humedad por estar más alejada del Atlántico. El martes se espera frente frío con lluvia moderada y descenso térmico hasta 25 grados, pero que no serán suficientes para rebajar el riesgo porque la previsión es que pase rápido y que las precipitaciones no sean significativas para paliar el déficit hídrico, de manera que el miércoles volvería a incrementarse la alerta, en una semana en la que se alcanza el ecuador de un mes de septiembre al que le quedan días de altas temperaturas y en el que, en ningún modo, se puede relajar la guardia.

No pasa nada hasta que pasa

La mayoría de los incendios en Extremadura tienen origen humano, intencionado o por negligencia. Las causas desconocidas se han rebajado desde que en 2006 se reforzó la investigación con brigadas específicas, mientras que las naturales no pasan del 2 o 3 por ciento, excepto en Las Hurdes, donde los rayos provocan hasta un 10 por ciento de incendios, o en La Siberia, donde superan ese 2 por ciento generalizado pero sin llegar al nivel de la comarca hurdana.

Detrás de los incendios intencionados no siempre hay pirómanos, sino conductas como la venganza por la titularidad de terrenos, disputas cinegéticas o interés en negocios con la madera quemada. Tan real como que esos fuegos intencionados puedan pretender una modificación del uso del suelo o la eliminación de matorral y restos agrícolas, sin importar sus consecuencias.

Falta de prevención

A la intencionalidad le sigue la negligencia por desarrollar acciones de riesgo sin tener en cuenta sus efectos fatales. Conductas amparadas muchas veces en el manido «lo llevo haciendo toda la vida y nunca ha pasado nada». Hasta que pasa, por realizar quemas agrícolas y de pasto, por desarrollar el pastoreo con empleo de fuego, trabajos forestales sin precaución, tirar una colilla, hacer hogueras o quemar basura en un vertedero, comportamientos que revelan falta de conciencia y respeto de las normas de prevención. La negligencia tiene su origen, también, en infraestructuras eléctricas, instalaciones ferroviarias, uso de motores y maquinaria o accidentes.

No se pueden pasar por alto condicionantes socioeconómicos como la despoblación de zonas rurales, abandono de tierras y usos agrícolas, a la hoa de señalar causas, así como el crecimiento de usos recreativos en zonas forestales. Ni tampoco, la ausencia de medidas de prevención y la falta de gestión de combustibles, algo de lo que son responsables la administración forestal y los titulares de montes privados.

Incendio.

Incendio. / HOY

Haciendo historia

25 de septiembre de 2004: 18 incendios en Extremadura

Un incendio de viento en terreno llano que se originó a la una de la tarde, quemó 1.960 hectáreas el 25 de septiembre de 2004 en Aceituna, en una jornada en la que se registraron otros 18 incendios en Extremadura. Fue un típico día de calor en la recta final del mes, dentro de lo que se conoce popularmente como el Veranillo del Membrillo o de San Miguel.