Hoy

María Dolores, en un columpio del recinto de la piscina de Los Guadalperales. :: pakopí
María Dolores, en un columpio del recinto de la piscina de Los Guadalperales. :: pakopí

«Mi objetivo es que la gente joven no tenga que irse de su pueblo»

  • María Dolores Sierra Guarino Alcaldesa de Los Guadalperales

  • Sus padres emigraron cuando era pequeña. Ella lo volvió a hacer en 2003, pero la crisis la obligó a volver

Entre Los Guadalperales y Menorca ha pasado su vida María Dolores Sierra Guarino (PP), alcaldesa de esta entidad local menor del noreste de la provincia de Badajoz. Cuando ella era pequeña, sus padres emigraron a las Islas Baleares por motivos labores. Volvió a su pueblo con 14 años -aunque en ese intervalo estudió segundo y tercero de Primaria en la localidad- y completó su formación académica entre el instituto de Villanueva y el campus de Badajoz de la Universidad de Extremadura, donde se diplomó en Ciencias Empresariales. En 2003, se repitió la historia familiar y el viaje a Menorca tratando de mejorar en el ámbito laboral. «He trabajado en el sector de la banca y en una empresa familiar de construcción», dice Sierra. Sin embargo, llegó la crisis económica y, como tantos otros emigrantes, María Dolores y su pareja, que también trabajaba en el sector de la construcción, decidieron regresar a Los Guadalperales en 2008.

Esta historia de idas y venidas puede ser uno de los motivos por los que la alcaldesa tiene entre sus principales objetivos lograr que la gente joven que quiera vivir en su pueblo pueda hacerlo. «Necesitamos que los jóvenes que han emigrado vuelvan, porque la población está cada vez más envejecida», indica Sierra, que ya concurrió a las elecciones de 2003, pero que renunció a su acta al emigrar.

En 2011 volvió a las listas, ya en el primer puesto, y pasó cuatro años en la oposición. En 2015 tampoco fue el Partido Popular la fuerza más votada, pero un pacto de gobierno con Izquierda Unida hace que ella gobierne en Los Guadalperales y Nadia Ruiz lo haga en Acedera, municipio al que pertenece la entidad local. «No creo que los jóvenes tengamos mayores facilidades para llegar a acuerdos. En nuestro caso se ha producido porque las dos buscamos el mayor beneficio para nuestros pueblos y aunque nuestras ideologías sean muy diferentes, teníamos claro qué es lo que queríamos», explica.

El motivo que llevó a Sierra a participar activamente en política fue su intención de hacer cosas por su pueblo que, a su modo de entender, no se estaban haciendo. «Lo hago con el PP porque es el partido más afín a mi ideología», apunta la alcaldesa, que no descarta un futuro en la política regional. «Si surge la oportunidad, ya lo veremos, aunque no es una meta que tenga. Desde luego, sí me lo planteo a nivel local y creo que la experiencia municipal es clave para dar otros pasos».

En los pueblos pequeños, y Los Guadalperales no llega a los 800 habitantes, la alcaldesa es la cara visible del Ayuntamiento. Para Sierra no es diferente y atender a la gente que la reclama es su mayor ocupación. «Muchos vecinos se dirigen a mí por temas de empleo, pero también para que le soluciones problemas relacionados con el día a día, atascos de tuberías o baches en la calzada».

Los vecinos de esta entidad local viven, en su mayoría, del campo, por lo que Sierra es consciente de la dificultad que tiene que la gente se quede en el pueblo. «Por eso hay que ponerle las cosas más sencillas, dotar al pueblo de infraestructuras y servicios. Por ejemplo, sería importante que los niños tuvieran la opción de elegir aquí sus clases extraescolares», admite, pero al mismo tiempo reconoce que con los recursos del Ayuntamiento no puede hacer frente a proyectos de gran envergadura, para los que necesita la ayuda de la Junta de Extremadura y de la Diputación de Badajoz. Por eso no entiende la polémica que hay con las diputaciones. «Es una pieza clave en nuestra región, funciona bastante bien y eliminarla sería un error», afirma.

Entre los proyectos que Sierra considera fundamentales para su localidad están: sacar la cooperativa agraria a las afueras y que sirva de primera piedra para un pequeño polígono industrial y dotar a la juventud del pueblo de un local en el que pueda reunirse y pasar su tiempo libre. «También me gustaría hacer un pabellón multiusos, que sirva para actividades deportivas y para cualquier evento y regular la piscina, que es el principal atractivo turístico que tenemos».

El futuro de su pueblo lo ve ligado al de Extremadura. «Me gustaría que fuese con mucha gente joven y muchas infraestructuras», dice, algo que traslada al conjunto de la región. «Son necesarias buenas comunicaciones, industrias, comercializar nuestros propios productos y que la gente joven permanezca en la región», expone Sierra, que en Menorca echaba de menos la tranquilidad de Los Guadalperales y en su pueblo añora la playa y a la familia que todavía tiene en las Baleares.

PERFIL

Nombre. María Dolores Sierra Guarino.

Edad. 38 años.

Formación académica. Diplomada en Ciencias Empresariales por la UEx.

Ocupación laboral. Alcaldesa.

Sueldo del ayuntamiento. 1.000 euros en 14 pagas.

Años en política. Desde 2003.

Aficiones. El baloncesto, la lectura y viajar.