Hoy

Carmen Fernández-Daza. :: HOY
Carmen Fernández-Daza. :: HOY

Santa Ana, Pérez Chiscano y Acetre, Medallas de Extremadura 2016

  • Moraleja, Protección Civil y la Federación Extremeña de Folklore completan la nómina de galardonados

Mucha felicidad decía sentir ayer Carmen Fernández-Daza, la directora del Centro Universitario Santa Ana de Almendralejo. La misma que se respiraba en la farmacia de Villanueva de la Serena de la familia José Luis Pérez Chiscano. Tanto Fernández-Daza como Pérez Chiscano estarán el próximo 7 de septiembre en el Teatro Romano de Mérida recogiendo la Medalla de Extremadura.

El presidente Vara anunció ayer los galardones tras el Consejo de Gobierno. El pueblo de Moraleja, por su implicación en el incendio de la Sierra de Gata, los voluntarios de Protección Civil, el grupo Acetre y la Federación Extremeña de Folklore son los otros galardonados de este año.

El naturalista Pérez Chiscano tiene más de 70 publicaciones sobre flora y fauna. Entre esta prolífica publicación destacan las que hacen referencia al descubrimiento de tres nuevas especies de orquídeas y dos de narcisos. Su particular herbario tiene registradas unas 6.000 plantas y en su ámbito científico se le conoce como una verdadera referencia en la botánica. Fue presidente de la SEO y trabajó en esta sociedad científica más de 14 años. Anilló a 8.700 aves. Ha publicado más de 60 artículos en revistas científicas sobre la vegetación y la avifauna de Extremadura. En 2011 recibió también la medalla del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos de España por contribuir al prestigio de las farmacias.

Labor pedagógica

El Centro Universitario Santa Ana de Almendralejo se fundó hace cincuenta años y por sus aulas han pasado más de 18.000 alumnos.

La labor del centro se complementa también con el tesoro bibliográfico que acoge gracias a la labor pedagógica que en su día impulsó Mariano Fernández-Daza. Es una de las pocas bibliotecas privadas con uso público

Del grupo Acetre poco más se puede decir que no se haya dicho ya. A José Tomas Sousa, uno de los fundadores del grupo hace ahora cuarenta años, le pilló la noticia trabajando. Acaban de llegar de un concierto y ya preparan el del próximo sábado en Herrera del Duque. Por el grupo han ido pasando a lo largo de estos cuarenta años más de un centenar de músicos. Pocas agrupaciones tienen la capacidad para fusionar el sonido de las cacerolas de las matanzas con las flautas y la percusión. El estilo Acetre forma parte ya de la banda sonora de la región. «Los premios nunca te los esperas y siempre los recibes con agrado. En este caso además creemos que se trata de un reconocimiento a la música que se hace en Extremadura», explicó ayer Sousa.

El reconocimiento institucional llega en un año en el que han recibido también el aplauso mayoritario del público. Agotaron todas las entradas para los dos conciertos del cuarenta aniversario que celebraron en Cáceres y Badajoz. Acostumbrados a moverse siempre en la frontera hispoanolusa, el grupo oliventino espera seguir aportando a la cultura musical de la región.

Otro de los premiados es la Federación Extremeña de Folklore, compuesta por más de 80 agrupaciones. Editan su propia revista desde el año 1987 y participan en numerosos festivales, como el de los Pueblos del Mundo o el Ángela Capdevielle. Destacan también su labor de investigación sobre trajes y músicas.

Anfitriones

El 6 de agosto de 2015, mientras la Sierra de Gata se quemaba, 3.840 vecinos de Acebo, Perales del Puerto y Hoyos tuvieron que ser evacuados a Moraleja. Se habilitaron camas y cocinas móviles atendidas por voluntarias, y las residencias de la tercera edad acogieron a enfermos crónicos. Las tiendas y bares no cerraron por la noche y en las piscinas se organizaron actividades con niños y jóvenes. Todo el pueblo se volcó en hacer la vida más fácil a los evacuados.

Las Agrupaciones de Voluntarios de Protección Civil muestran el comportamiento más altruista de todo acontecimiento multitudinario. Dedican su tiempo libre a que la diversión y el ocio de los demás resulte seguro. En la región, 112 municipios cuentan con agrupaciones de Protección Civil, 61 en Badajoz y 51 en Cáceres. Entre todas ellas se reparten más de un millar de voluntarios.

Aunque la medalla se otorga a toda la agrupación, ayer por la mañana, cuando se anunció el galardón, muchos se acordaron de Domingo Morera y José Luis Vicent, dos voluntarios que fallecieron en mayo cuando se desplazaban para colaborar con una puebla ciclista en Logrosán.