Hoy

El mes de agosto llega con riesgo muy alto de incendios forestales

El incendio de Valencia de Alcántara fue el más grande de 2003 com 13.300 hectáreas quemadas
El incendio de Valencia de Alcántara fue el más grande de 2003 com 13.300 hectáreas quemadas / HOY
  • plan contra incendios de hoy y aeffor

  • Escasa humedad, calor y viento fuerte crean una situación similar a la del fatal arranque del mismo periodo en 2003

Agosto llega con riesgo muy alto de grandes incendios en Extremadura a lo largo de toda su primera semana. Ello es debido a las altas temperaturas que se vienen arrastrando y que van a continuar hasta el domingo; a la entrada de viento de alta velocidad de dirección oeste, que se notará sobre todo por las tardes e incrementa la alerta; y a la sequedad que acumula el combustible, tanta que está dispuesto para arder en cualquier momento. El factor menos desfavorable es que ese viento ayudará a que se recupere la humedad por las noches, aunque ocurrirá de una forma muy ligera.

La alerta es generalizada como muy alta en toda la región y extrema en el este, por estar más cerca de la vaguada de calor del centro de España y por ser la que menos recuperará esa humedad tan necesaria, ya que el viento que la proporcionará hace su entrada por el oeste.

Un mes muy complicado

Es la previsión que se maneja para este recién llegado mes de agosto, un año después del incendio de 2015 en Sierra de Gata (se tratará ampliamente en esta sección el lunes que viene) y cuando han pasado 13 del peor período en Extremadura, la primera quincena de agosto de 2003, con 228 incendios, de los que 12 superaron 500 hectáreas y cinco están entre los 30 mayores de España entre 2001 y 2010.

Días de absoluta angustia, plasmados en el dato que refleja que en tan solo 15 días se quemaron 31.000 hectáreas de masa forestal y por primera vez en la historia de la región se declararon simultáneamente niveles 1 y 2 de emergencia.

Los cinco Grandes Incendios Forestales (GIF) incluidos en la lista que recoge los peores del decenio 2001-2010 son los de Valencia de Alcántara, Jerez de los Caballeros, Benquerencia de la Serena y los que se produjeron simultáneamente, por un lado en Casas de Millán y Grimaldo y, por otro, en Alcuéscar, Casas de Don Antonio y Rincón de Ballesteros. Se sucedieron en medio de un panorama parecido al arranque del actual agosto, con gran cantidad de combustible fino por una primavera lluviosa y templada y sucesión de olas de calor. De hecho, las temperaturas de julio de 2016 en Badajoz han alcanzado su máximo histórico y lo rondan en el caso de Cáceres.

De los 228 incendios de la primera quincena de agosto de 2003 en Extremadura, 43 tuvieron su origen en los rayos de las tormentas de final de julio y el inicio del mes, una circunstancia que en principio no se prevé para este agosto.

Todos esos incendios se sucedieron en un panorama que favorecía mucho la propagación de las llamas y poco su extinción, con temperaturas diurnas rondando los 40 grados, humedad relativa extremadamente baja que no se recuperaba por la noche y vientos de 40 kilómetros por hora. Todo ello, propició fuegos sin control fuera de capacidad de extinción, con saltos fuera de lo común y una propagación poco previsible. La situación alcanzó tal peligrosidad que obligó a evacuar a vecinos de varias localidades.