Hoy

Enlace católico. :: hoy
Enlace católico. :: hoy

El último bastión de las bodas religiosas

  • La ratio extremeña de enlaces celebrados bajo el rito católico está casi veinte puntos por encima de la media nacional

  • El 45% de los nuevos matrimonios se dan el sí en la iglesia, la tasa más alta del país

No hay ninguna comunidad autónoma en España donde existan tantas posibilidades de entrar en una iglesia y encontrarse con que se está celebrando una boda. Extremadura es el último bastión de las ceremonias religiosas. Aunque las civiles ya son mayoría, la región presenta la tasa más alta de enlaces oficiados con un altar como fondo.

El año pasado se celebraron en Extremadura 3.439 nuevos matrimonios, de los que 1.862 fueron civiles y 1.566 siguiendo los preceptos de la religión católica, mientras que hubo diez formalizados bajo otra religión y un único caso en el que no consta. Traducido a porcentajes, significa que de cada cien bodas que se celebran al año en Extremadura, 54 son civiles y casi 46 religiosas, según los datos recogidos en la última encuestra de matrimonios del INE (Instituto Nacional de Estadística), publicada hace unos días.

No hay ninguna comunidad autónoma donde las proporciones estén tan próximas. A escala nacional, las ceremonias civiles son mayoría de forma clara. En concreto, suponen más del setenta por ciento. Y hay comunidades autónomas donde darse el 'sí, quiero' ante un sacerdote va camino de convertirse en algo excepcional. Es el caso de Cataluña, donde los nuevos matrimonios formalizados tal como manda la religión católica representan menos del quince por ciento del total. En Baleares no llegan al 17, en Canarias y País Vasco superan por poco el veinte, y en Madrid se quedan a las puertas de suponer el treinta por ciento.

Por contra, no hay ninguna región que se acerque al 45 por ciento de cuota de las ceremonias religiosas que presenta Extremadura. Las que más se aproximan son Castilla La Mancha y Andalucía, que no llegan al 41.

El desglose

El desglose por provincias sitúa a Badajoz en un lugar destacado. En concreto, es la cuarta con una ratio más alta de enlaces ante el altar. Son 47 de cada cien, una tasa que solo superan Jaén (de largo la más católica de las provincias españolas a estos efectos, pues supera el 57 por ciento), Córdoba (50 por ciento) y Ciudad Real (48). Cáceres aparece varios puestos más abajo, con un porcentaje de bodas oficiadas por un cura del 42 por ciento.

Estos números contrastan con los de hace unos años, lo mismo a escala nacional que regional. En 2006, en Extremadura se celebraron 4.671 bodas, el 74 por ciento por la iglesia, según el INE. Esto significa que en en una década, el número de bodas en la comunidad autónoma ha descendido un 26 por ciento. Son 1.232 celebraciones menos al año. O sea, 103 menos cada mes.

Lo que apenas cambia, o lo hace mucho más lentamente, son las preferencias en cuanto a las fechas. De mayo a octubre se celebran tres de cada cuatro bodas. En el resto de meses, los enlaces civiles superan en número a los religiosos de forma muy clara.