Hoy

El viento eleva la alerta de grandes incendios desde mitad de semana

El viento eleva la alerta de grandes incendios desde mitad de semana
  • plan contra incendios de hoy y aeffor

  • El miércoles se prevé un frente oeste que bajará la temperatura y traerá humedad pero también viento de velocidad y ahí está el riesgo

La previsible entrada de un frente por el oeste de la región puede originar grandes incendios por viento en Extremadura desde mediados de esta semana. Es la previsión que se maneja para los próximos días, teniendo en cuenta que para el miércoles por la tarde se prevé la entrada de ese frente, que hará que bajen las temperaturas y traerá consigo humedad con influencia del Atlántico, pero que a su vez, vendrá acompañado por viento de gran velocidad y ese es el gran riesgo.

Esta es, precisamente, una de las situaciones meteorológicas que han producido grandes incendios en la región, tanto en las zonas de penillanura, como el que tuvo lugar en 2004 en los Llanos de Cáceres o el del año 2013 en Trujillo, y, también, en área forestal.

Respecto a estos últimos, el jueves de esta semana, 21 de julio, se cumplen 11 años de dos de los peores incendios de Extremadura, los de Cañamero y Robledollano, que arrasaron 9.901 hectáreas forestales en el primer caso y 2.305 en el segundo, siendo forestales 2.085. Coincidieron en el día y casi en la hora, porque el de Villuercas se inició a las 13.47 y el de Robledollano a las 14.58, lo que supuso que cuando se iniciaba el segundo, el dispositivo de extinción de incendios de Extremadura se encontrara en Cañamero.

En ambos casos, además, el fuego lo facilitaron una ola de calor previa y un cambio de situación meteorológica con entrada de elevados vientos del oeste.

Mucho calor hasta el martes

La entrada de ese frente del oeste se prevé para el miércoles, pero antes de que eso ocurra, esta tercera semana de julio arranca con las estela de la ola de calor que comenzó a mediados de la semana pasada y continúa con altas temperaturas hasta el martes, sobre todo en la parte este de la comunidad autónoma porque esa subida estará provocada por vientos cálidos de Levante que vienen de esa dirección.

Las altas temperaturas del lunes, que alcanzarán los 40 grados, y una humedad relativa tan baja que en alguna zona estará incluso por debajo del 10%, son dos factores de riesgo extremo en este inicio de semana.

La alerta en las zonas de sierra y forestales se eleva a partir de esta segunda mitad de julio. El comportamiento meteorológico de las estaciones precedentes, con lluvias irregulares y temperaturas por encima de lo normal, hicieron que durante el mes de junio el riesgo se concentrase en las zonas de llanos, penillanura y dehesa con abundancia de pasto alto y seco, que es el que hace correr las llamas y facilita la propagación.

No es que ese riesgo desaparezca ahora, sino que se le suma con más intensidad el de los incendios en zona forestal.

El viento eleva la alerta de grandes incendios desde mitad de semana

Frente a la abundancia y falta de humedad de ese combustible fino que es el pasto, el de tipo grueso (troncos, ramas...) que es el que da los incendios más intensos y virulentos, sin embargo, tenía superávit hídrico a principios de verano, de ahí que el mayor riesgo estuviese en los llanos. Es a partir de ahora cuando ese riesgo se incrementa también en el área forestal, tras días de altas temperaturas, con ola de calor incluida, a la que se añade la sucesión de jornadas sin lluvia.

Cañamero 2005, de los peores de España

El incendio del 21 de julio de 2005 en Cañamero arrasó 9.901 hectáreas y es el de mayor superficie forestal del siglo en Extremadura. El peor de los ocurridos en la región y de los más importantes de España, en el que confluyeron una ola de calor de días previos y un cambio meteorológico con aire en capas altas. Un cóctel tan explosivo, que se quemaron unas mil hectáreas por hora al inicio.