Julio arranca con riesgo muy alto de incendios en toda Extremadura

El viento contribuyó a la rápida propagación del fuego el viernes 24 de junio en Portaje./
El viento contribuyó a la rápida propagación del fuego el viernes 24 de junio en Portaje.

La alerta puede llegar a ser extrema hoy en los valles del Tajo y el Guadiana

PILAR ARMERO

Julio arranca con riesgo muy alto de incendios en prácticamente toda Extremadura hoy lunes, por la acumulación de días previos con condiciones de temperatura y humedad muy desfavorables, que están desecando cada vez más el pasto y el matorral, con lo que aumenta el riesgo de que ardan. En las zonas más calurosas, como los Valles del Tajo y Guadiana, el riesgo puede llegar a ser extremo hoy 4 de julio. Mañana martes la alerta se rebaja y será entre moderada y alta.

la clave

Activo. Fuera de control

Estabilizado. No está controlado pero evoluciona de la forma prevista

Controlado. Se ha conseguido aislar y detener su avance dentro de unas líneas de control

Extinguido. No es posible su reproducción al no haber material en ignición

Lunes y martes cuentan, además, con el factor de riesgo añadido que presentan posibles tormentas, que preocupan porque favorecerían la ignición y por el comportamiento que puedan tener los vientos que las acompañen. Precisamente la semana pasada ya hubo incendios originados por rayos en Cáceres.

noticias relacionadas

El resto de la semana los valores se normalizan y ajustan a lo que es habitual en esta época del año, pero eso no exime de adoptar las mismas medidas de prevención a la hora de trabajar en terreno forestal que si fuera más elevado: evitar el trabajo en las horas centrales del día, utilizar las técnicas de menor riesgo, tener a mano medios de extinción y vigilar exhaustivamente la actividad.

Con la situación meteorológica planteada, si se producen incendios serán de pasto con posibilidad de que afecten también a combustibles leñosos, que se propagarán rápidamente si hay viento. Es, precisamente, lo que sucedió el viernes pasado en la localidad cacereña de Portaje, donde se superaron las 150 hectáreas quemadas.

Desde el inicio de la campaña alta de riesgo, que arrancó el 1 de junio y se extiende hasta el 15 de octubre, se han producido varios incendios en Extremadura, que por suerte han podido ser controlados.

Activo, estabilizado, controlado y extinguido son los términos que se utilizan para hablar del estado en el que se encuentra un incendio una vez que los equipos de lucha contra el fuego entran en acción.

Las fases del fuego

Un incendio activo es el que se extiende sin control por áreas forestales, adyacentes al monte o de transición con otros espacios urbanos y agrícolas y se puede considerar controlado cuando se consigue aislar y detener su avance dentro de un área de actuación determinada.

11 años del incendio que arrasó 230 hectáreas en Sierra de Gata

Hace justo 11 años el fuego se llevó por delante 730 hectáreas en Sierra de Gata, de las que 670 eran de terreno forestal. Ocurrió exactamente el 4 de julio de 2005, con un incendio que se originó a las 5.55 horas, de madrugada, y que el viento de ladera que soplaba del norte se encargó de favorecer.

El calificativo de estabilizado se aplica cuando evoluciona según las previsiones de avance y labores de extinción que los expertos han hecho.

El término más deseado, el de extinguido, se utiliza cuando se comprueba que no existen materiales en ignición en la zona en la que se produce el propio incendio o dentro de su perímetro, que es algo fundamental para evitar que se reavive y se reproduzca.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos