Hoy

La Iberian Pork Parade llega a Zafra

  • El centro comercial El Mirador del Castellar acoge la muestra hasta el domingo 5 de junio

  • Artistas como Ramón de Arcos y Eduardo Naranjo han decorado las 44 esculturas expuestas, realizadas por Luis Martínez Giraldo

Nunca se había visto a una piara tan cerca de un centro comercial. Desde primera hora de la mañana, los teléfonos móviles ya grababan vídeos y tomaban fotografías de la peculiar estampa. Cada cerdo perfectamente colocado, esperando paciente las visitas de compradores, curiosos y turistas.

Los cochinos de la Iberian Pork Parade pacen desde la mañana de ayer en el exterior del centro comercial El Mirador del Castellar, en Zafra, donde continuarán hasta el domingo 5 de junio. Es la última parada de la primera cabaña ganadera transhumante de cerdos ibéricos, que ya ha pastado en la plaza de San Atón de Badajoz, la Plaza Mayor de Plasencia y la localidad toledana de Valmojado, su primer paseo fuera de las fronteras extremeñas.

La exposición, promovida por HOY, se compone de 44 esculturas de cerdos ibéricos, cada una patrocinada por una empresa o institución de la región. «No hay dos guarros iguales, cada uno tiene un carácter especial», explicaba ayer José Manuel Gamero Gil, director artístico de la muestra.

Cada obra está pintada sobre una estructura de 40 kilos que soporta la escultura de Luis Martínez Giraldo. Utilizando al cerdo ibérico como lienzo, artistas como Ramón de Arcos, Eduardo Naranjo, Soledad Aza y la cantante Bebe han representando obras originales y únicas que transitan entre el cubismo, el minimalismo o la caricatura.

Una piara imparable

El ambiente de expectación generado en torno a los cerdos durante las primeras horas de la mañana se fue sustituyendo acompasadamente por un clima de familiaridad. Durante el recorrido que realizaron por la instalación los asistentes a la inauguración, entre los que se contaron miembros de la corporación municipal de Zafra, Gamero Gil fue presentando cada una de las obras.

Mientras el artista, que también firma dos ejemplares, especificaba las características de cada uno, cada cerdo se iba integrando en el paisaje, mimentizándose con las vistas de la sierra y con la tradición ganadera que impregna a la localidad segedana. «Zafra es un lugar especial por su relación con el cerdo ibérico y con la ganadería. Por su tradición de siglos vinculada con el cerdo, Zafra merecía una exposición como esta. Hacer un homenaje al cerdo ibérico aquí era fundamental», aseguró el director artístico de la Iberian Pork Parade.

Victoria García, responsable de la promotora encargada del centro comercial El Mirador de Castellar, subrayó la unión entre la tradición del cerdo ibérico, motor de desarrollo económico en la región, y la modernidad del arte que se pone de manifiesto en la Iberian Pork Parade. «La muestra representa lo que queremos, que es el desarrollo de Zafra y de la zona sur de Extremadura, con un icono que identifica a todos los extremeños», aseguró García durante la inauguración.

A lo largo del acto, los más pequeños estuvieron en numerosas ocasiones en la boca de los presentes. Por la experiencia de los viajes anteriores de la piara, ellos son quienes más disfrutan de la exposición. Por ello, en la instalación de El Mirador del Castellar se han colocado varios pupitres donde los niños pueden dibujar sus propios diseños sobre la silueta de un cerdo ibérico.

La llegada de la exposición a Zafra permite que no solo los habitantes de la localidad puedan disfrutar de la muestra. «Hay muchos pueblos de alrededor que van a poder venir a verla, al igual que en Badajoz o Plasencia -aseguró Gamero Gil-. Esperamos que sigan saliendo localidades que quieran implicarse porque estamos en gestiones para seguir ampliando la piara. Es imparable».