Hoy

«No he conocido a ninguna mujer que haya trabajado conmigo que haya sido una inútil; hombres sí»

vídeo

Fernández Vara, en un momento de la entrevista / BRÍGIDO

  • Guillermo Fernández Vara está decidido a aplicar la ley que obliga a que todos los organismos que dependen de la administración regional cumplan la norma 60/40

Guillermo Fernández Vara desgrana con la seguridad que da el cargo lo que considera logros del inicio de legislatura: desde la apertura de los PAC al reciente acuerdo con sindicatos y patronal. Pero un asunto en el que se entusiasma especialmente es el de la igualdad entre hombres y mujeres. Está decidido a aplicar la ley que obliga a que todos los organismos que dependen de la administración regional cumplan la norma 60/40. Es decir, que en órganos de dirección la proporción de hombres y mujeres sea paritaria: no menos del 40% para ningún sexo. En virtud de esa ley ha tumbado el consejo de la Cexma porque tenía menos mujeres de lo legal. Y anuncia que hará lo mismo si en julio no se han adecuado el resto de instituciones.

«El que no sea paritario dejará de existir. Cesarán en sus funciones. La apuesta por la igualdad va en serio» –afirma–. «Los aterrizajes suaves en igualdad de género se han terminado, vamos a aterrizajes bruscos». Cuando se le plantea que va a ser una batalla difícil, Vara replica que va a ser una batalla «preciosa». «Yo no era de cuotas hasta que he visto que este es un país machista –añade–.

Pepe Gotera y Otilio

«Cuando llegué a la administración conocí a chicas que trabajaban más que los hombres, pero arriba solo estaban los hombres. Y te preguntas por qué. Mi experiencia me dice que cuando hay una reunión de voluntarios hay siempre mujeres, cuando es para repartir cargos hay hombres. Esa es la realidad. Solo cabe enfrentarse con las leyes. El tiempo de la paciencia con la igualdad se ha acabado. Yo no he conocido a ninguna mujer que haya trabajado conmigo que haya sido una inútil, a hombres sí».

Y por si quedan dudas sobre su determinación en la defensa de la profesionalidad de las mujeres Vara echa mano de los personajes de tebeo ejemplo de trabajo chapucero: «Pepe Gotera y Otilio eran hombres».