Hoy

La Junta renuncia a vender el Tercer Milenio en Mérida y el Múltiples en Cáceres

HOY
HOY
  • La Consejería de Hacienda descarta la operación por los costes financieros y porque no serviría para reducir el déficit

La Junta de Extremadura renuncia definitivamente a la venta del Tercer Milenio en Mérida y el Múltiples en Cáceres, dos edificios que albergan servicios de la Administración regional. La Consejería de Hacienda y Administración Pública descarta la operación por los costes financieros y porque no serviría para reducir el déficit.

El secretario general de Presupuestos y Financiación de la Junta, Isidoro Novas, ha comparecido en la Asamblea de Extremadura a petición del PP, que ha preguntado por la situación de estos edificios después de que el gobierno regional haya mostrado este verano su intención de enajenar ambos inmuebles. Asimismo, la diputada popular Eva Pérez ha recordado que el anterior ejecutivo planteó llevar a cabo una operación denominada lease-back, por la cual se venderían sedes administrativas para después ser realquiladas por la Junta.

Novas ha señalado que se ha estudiado la enajenación o la venta y posterior alquiler, pero se ha descartado por su complejidad. En primer lugar, ha indicado que tiene un alto coste. Según ha explicado, hace dos semanas se recibió una valoración de una empresa que se dedica a estas operaciones y sólo ofrecía un 80% del valor del inmueble. En cuanto a la renta a pagar, ha afirmado que en un plazo de veinte años "terminamos pagando el doble de lo que cuesta el edificio".

Además, ha apuntado que otras administraciones han recurrido al lease-back para obtener fondos y reducir su deuda. Pero ha recordado que para calcular el déficit se tienen en cuenta ingresos y gastos no financieros, por lo que queda fuera tanto el dinero que se recibe por préstamos como los importes de amortización de esos créditos. Novas ha asegurado que estas operaciones de realquiler se convierten en operaciones financieras, por lo que no sirven para lograr la estabilidad presupuestaria. Por todo ello, "hoy por hoy no son interesantes".

Pérez también ha cuestionado el uso de estos espacios, en concreto el Tercer Milenio en Mérida, ya que el ejecutivo autonómico planteó recuperar sedes en el centro de la ciudad para contribuir a generar actividad en una zona que perdió a cientos de trabajadores con la entrada en servicio de las nuevas consejerías en 2013. Sobre este asunto, Isidoro Novas ha apuntado que el consejo gestor de edificios, donde se tratan estos cambios, no ha recibido ninguna petición de traslado.