«Hay que darle más transparencia y agilidad a la selección de personal»

José María Sánchez, en las instalaciones del grupo Gpex en Mérida. Al fondo, la avenida Reina Sofía de la capital extremeña. :: j.m. romero/
José María Sánchez, en las instalaciones del grupo Gpex en Mérida. Al fondo, la avenida Reina Sofía de la capital extremeña. :: j.m. romero

José María Sánchez Sánchez, Gerente del grupo empresarial público Gpex, anuncia que se reducirá el número de altos directivos y aboga por la colaboración con la empresa privada para las hospederías

CELESTINO J. VINAGRE

Lleva poco más de tres semanas al frente del principal grupo de empresas públicas de Extremadura. José María Sánchez (36 años) es alcalde de La Coronada desde los 24. Tras ocho años como responsable del Organismo Autónomo de Recaudación de la Diputación de Badajoz y de Recursos Humanos, llega al grupo Gpex para hacerlo «más eficiente y transparente», según sus palabras. Sánchez es licenciado en Psicopedagogía y maestro de profesión.

EL DATO

¿Cómo asume este trabajo?

Con un alto grado de responsabilidad por la enorme labor que supone hacerme cargo de la mayor empresa pública de Extremadura, tanto en volumen de negocio como en número de empleados. Espero estar a la altura de las expectativas que el presidente (de la Junta) ha depositado en mí y, por supuesto, a la altura de las necesidades de los ciudadanos, destinatarios finales de toda la labor realizada en Gpex.

¿El grupo Gpex (Gpex, Gebidexsa y Gespesa) sigue siendo básico para el desarrollo regional?

Gpex es una herramienta eficaz y eficiente para la Administración y, por lo tanto, para el ciudadano. Es un medio propio de la Junta de Extremadura cuya actividad es materializar los encargos que recibe de la propia Administración regional.

¿Esa labor no la puede hacer la Administración o la empresa privada? Por ejemplo, en el caso de las hospederías (ocho en la región), el empresariado privado critica que se le hace competencia desleal.

En Gpex se abre una época nueva, de diálogo, de colaboración con las empresas turísticas extremeñas. Y eso es lo que vamos a hacer. ¿Hay que buscar fórmulas mixtas de gestión? Pues a lo mejor esa puede ser la solución. Lo que está claro es que no queremos hacer competencia desleal ni llegar a donde puede llegar la empresa privada. No obstante, hay que resaltar que las hospederías están ahora mismo dando de comer a casi 200 familias directa e indirectamente. Hay 137 personas contratadas en las hospederías, en un enclave rural que está aportando mucho al sector que si no lo llevara la propia Administración no sabemos si lo puede llevar la empresa privada. Por cierto, el precio medio que tiene la habitación de una hospedería, frente a lo que se habló en algún medio de 32 o 33 euros, son 76,30 euros. Y llegan a 120.

¿Cuántos trabajadores tiene el grupo Gpex actualmente?

Ahora hay un promedio de 1.110, 961 de Gpex, 137 de Gebidexsa y 12 de Gespesa. El 65% de la plantilla es personal indefinido. El 90% de los costes de la empresa es para personal. Y de las encomiendas (trabajos) que nos encargan ese coste laboral supone el 93% del dinero recibido.

Ha existido o existe la sensación en la opinión pública de una plantilla excesiva. También de unos procesos selectivos para contratar personal poco transparentes y decididos de antemano. ¿Qué puede hacer para cambiar esa percepción?

Hay que remarcar que Gpex es una herramienta de la Junta y que hace trabajos para la propia Administración por cuestiones organizativas, horarias o por no haber disponibilidad de empleados públicos para hacer esos trabajos. Yo apuesto por cuatro claves: publicidad, igualdad, mérito y capacidad. Y eso tiene que estar presente en los procesos selectivos. No nos olvidemos de que hablamos de una empresa pública y los ciudadanos tienen que conocer los procedimientos. También me planteo acudir al Sexpe y hacer colaboraciones con este organismo para darle la mayor transparencia y agilidad a estos procesos, y más hoy en día con la necesidad acuciante de empleo.

¿Hay que reducir su plantilla?

No se puede recortar por recortar. La clave es una buena gestión. Lo que sí tengo claro es que hay que reducir personal de alta dirección. Hay nueve directivos y la idea es quitar entre un 20 y 30% de ellos (dos o tres menos).

Conflictividad laboral

En la última legislatura la conflictividad laboral ha sido notoria.

Hubo despidos, readmisiones, indemnizaciones a pagar. En los pocos días que llevo al frente me ha llamado la atención que no haya un plan de igualdad en la empresa pública y hay que trabajar por eso. También mi objetivo es que los trabajadores, por primera vez, tengan un convenio colectivo. Es necesario llegar a acuerdos. Mi disposición es esa, espero que también sea la de los sindicatos. También hay que hacer protocolos ante el acoso laboral o contra el acoso por razón de sexo. Uno de mis objetivos es alcanzar a través del diálogo y la ética una empresa con futuro, accesible, sostenible, responsable con sus trabajadores y con vocación de servicio a Extremadura.

¿Va a compatibilizar Gpex con la Alcaldía de La Coronada?

Voy a asumir con toda responsabilidad la tarea de gerente de Gpex. Es probable que deje la Alcaldía pero antes haré bien las cosas y bien organizadas. Por cierto, que quede claro que no cobro ningún sueldo como alcalde. La decisión que tome dentro de unos meses será la mejor para mis vecinos, a los que agradezco enormemente el apoyo (más del 90% de los votos) recibido en tres legislaturas, pero también para gestionar el grupo Gpex.

millones facturó el grupo empresarial público en 2014. De ellos, 31 fueron de Gpex, 16 millones de Gespesa y 5 de Gebidexsa. Este año se volverá a niveles de 2011 tras bajadas en los años posteriores. La mayor parte, por trabajos encomendados por la Consejería de Agricultura.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos