Hoy

«He ganado porque asumí la derrota»

vídeo

Lucas Garra

  • GUILLERMO FERNÁNDEZ VARA pte. de la Junta, «O corregimos la precariedad laboral o tendremos un batallón de gente trabajando por salarios de miseria»

El día después de su investidura como presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara (Olivenza, 1958) aparece tranquilo, dispuesto a tomar las riendas de un trabajo que conoce de sobra. Fiel a su estilo pausado, asegura que los cuatro años en la oposición le han servido para aprender a ser mejor candidato y mejor presidente. Asegura que es más humilde y que no quiere cambiar el mundo sino ser útil a los extremeños, ayudar a mejorar sus vidas. Ni siquiera hace grandes promesas de crear miles de puestos de trabajo. Su preocupación no es solo el paro, sino que el empleo que se cree sea tan precario que ni siquiera merezca la pena trabajar. Sí avanza un compromiso: no subir los impuestos. «A la gente que cumple no se le puede meter más la mano en el bolsillo».

En el debate de investidura ha apuntado tres grandes ejes de gobierno. Regeneración política, atención a la pobreza y crecimiento económico y empleo. ¿En qué orden va a abordar ese programa?

No puede haber nadie que pase hambre o frío en Extremadura. Eso es algo que tenemos que garantizar y a partir de ahí irnos al empleo. Además del empleo, la prioridad es la calidad del empleo. Como país nos tenemos que plantear mejorar la calidad en el empleo. Desde la administración tenemos que modificar la resolución de concursos públicos. Si seguimos adjudicando a precio sin tener en cuenta la repercusión que tiene en los trabajadores nos encontraremos con gente trabajando a tiempo completo por 300 euros al mes.

¿Va a cambiar los criterios de concesión de renta básica que estableció el anterior gobierno?

No. El único asunto es lo que planteamos hace tiempo: que no puede depender la concesión de la renta básica de que se abra una convocatoria. Es lo que hay que modificar. No soy partidario de poner todo patas arriba, sino de hacer que las cosas funcionen bien. Y si están funcionando de manera defectuosa, una vez que estemos dentro tratar de arreglarlo. La gente no quiere que hagamos milagros, sino que solucionemos cosas.

En algunos ayuntamientos se ha planteado no trabajar con bancos que aprueben desahucios.

Lo primero que voy a hacer el próximo lunes es llamar a los responsables de las entidades financieras y hablar. No creo que nadie piense que el desahucio es la mejor solución. Hay que intentar hacerlo por las buenas, hablando. Y si no, con las leyes, que creo que no van a ser necesarias. Lo esencial es que en el próximo pleno de la Asamblea haremos una declaración de que la lucha contra la exclusión social es prioritaria para Extremadura. De esa manera le estamos mandando el mensaje a las entidades financieras de que eso es importante. No puede ser que en este país haya habido dinero para rescatar a los bancos y a otro país y no a las personas. ¿No vamos a ser capaces de rescatar a las personas? Creo que es posible y por eso lo he puesto en el frontispicio de mi legislatura.

¿Tiene Extremadura músculo económico para cumplir los compromisos que ha asumido usted, abrir PACs, lucha contra la pobreza..?

No sé qué me voy a encontrar. Pero hay que priorizar. Empieza un nuevo programa operativo europeo y por tanto se puede decidir cuáles son tus objetivos fundamentales. En una situación en la que todo fuera bien yo no me plantearía rebajar el presupuesto de la Asamblea de Extremadura un 25%. Probablemente no me plantearía suprimir el Consejo Consultivo. Pero es que haciendo eso tengo para otra cosa. Hay que priorizar.

El límite del déficit sigue vigente. ¿Hasta dónde se puede 'desobedecer' a Montoro en materia de déficit y deuda?

Yo no voy a desobedecer a Montoro. Pero sí le voy a decir algo muy claro. Si él ha permitido desde el mes de diciembre para acá que haya estado funcionando la economía regional presupuestaria sin adoptar ningún tipo de decisión sobre el año anterior, sería injusto que al que está recién llegado le vaya a aplicar un criterio distinto. Le pido que haga conmigo lo mismo que ha hecho con Monago, dejarme gobernar. Por supuesto que vamos a hablar y a asumir las responsabilidades, que nadie tenga la más mínima duda. Pero no voy a recortar en educación, en sanidad, en cosas que afectan a la vida de la gente. Como partido socialista tenemos pendiente que se convoque el Consejo de Política Fiscal y Financiera y propondremos que se haga un nuevo reparto del déficit. No es justo que en este país las comunidades tengan un techo del 0,7 y el Estado de 2,2, cuando las competencias que más gasto generan son la educación y la sanidad, gestionadas por las autonomías.

En los últimos meses ha planteado su preocupación por el endeudamiento, que ha subido.

La deuda en Extremadura espero que no llegue al 20% del PIB. Pero es ya una deuda alta para unos presupuestos que están muy limitados. Hay que intentar que no crezca hasta una cuantía que no sea manejable. Estamos entrando ya en un territorio preocupante.

En el discurso de investidura ha pedido un trato fiscal favorable para la región. Es probable que otras comunidades, incluso socialistas, se opongan. ¿Puede concretar más?

Una región con más del 30% del desempleo, donde hay 130.000 personas con pensiones mínimas y con la estructura salarial de las más bajas no sale sola de la situación. Hay comunidades que han visto cómo sus empresas automovilísticas han podido tener un magnífico resultado gracias a que con el dinero de todos los españoles se ha pagado el plan Renove y el plan Pive, por valor de cientos de millones de euros. Lo que yo vengo a pedirle al Gobierno es que más que ayudar con dinero directo haya un tratamiento favorable para empresas que puedan venir a invertir a Extremadura. Hay que sentarse con el Gobierno para ver cómo corregimos esto. A España le interesa que Extremadura vaya bien. Cuanto menos desempleo haya menos se gasta en prestaciones.

Ha dicho que el IRPF ya no da más de sí y quiere que se graven las rentas del capital.

Lo básico en España es la lucha contra el fraude. El problema no está en los que pagamos, sino en los que no pagan ganando mucho. Es que hay muchos ciudadanos que ya no pueden pagar más, que cumplen con su renta, su IBI, su impuesto de rodaje. Echan números y ven que están trabajando la mitad de su tiempo para sostener una sociedad de bienestar. Y dicen: no me pidas más. Ese ciudadano medio que tiene la sensación de estar pagando mucho no entendería nunca que la solución está en meterle otra vez la mano en el bolsillo, porque no puede. A las rentas muy altas hay capacidad, pero en Extremadura no hay muchas rentas altas. Donde yo creo que puede estar la solución es en equiparar las rentas del trabajo con las del capital. Eso no lo podemos hacer nosotros, pero sí pedir al Gobierno que se haga. Creo que tenemos que buscar el impuesto sobre depósitos bancarios, la transmisión de energía eléctrica. Habría que ver cómo están las nucleares, que ya están amortizadas las inversiones.

Está pendiente la negociación de un nuevo sistema de financiación de las comunidades autónomas.

El nuevo modelo de financiación tiene que garantizar la suficiencia financiera de las comunidades. Eso tiene que hacerse desde una imposición que planteamos que sea mixta entre la renta y el patrimonio. Probablemente uno de los errores más grandes que cometimos en su día en el PSOE fue quitar el impuesto de patrimonio. No por lo que recaudaba, sino por lo que informaba. Al quitarse desaparecía información que Hacienda podía tener para cruzar datos. Muchos defensores de la patria se han llevado su patrimonio fuera de España.

Deja entonces claro que no va a subir impuestos.

No. Esa no es la solución. La solución es que la economía funcione y que el IVA, que es el más recaudatorio, genere ingresos. Yo no soy partidario de 17 regímenes fiscales en España. Haría todo lo posible por garantizar la suficiencia financiera, pero con un modelo fiscal común para todas las comunidades.

'Muertos en el armario'

Ha dicho que ha aprendido mucho en la oposición.

Yo me había ido de la cotidianeidad. En política para acertar hay que saber lo que la gente está sintiendo y para eso hace falta eliminar detalles, todo lo que tiene que ver con el protocolo como se entendía hace treinta años. ¿Tiene sentido que unas personas tengan el tratamiento de excelentísimo? Ya no. Eso te aleja de la realidad. Aprendí que los ciudadanos siempre aciertan. El presidente de ahora es mejor que el de hace cuatro años.

En materia de regeneración democrática una de sus medidas es que los cargos de director general para abajo se sometan a preguntas en las Asamblea. ¿Qué tipo de preguntas?

Sobre su trayectoria profesional. Si tienen acciones en empresas o si las tiene su familia. Hay que acabar con las dudas. Que al cabo de seis meses no salga la información de que acaba de adjudicar una obra a una empresa de su sobrino.

¿Tiene miedo de nombrar a personas que tengan 'muertos en el armario'?

Miedo no, precaución. Quiero poner todas las vacunas posibles a lo que nadie quiere que le ocurra cuando tiene una responsabilidad pública. Nadie está libre de que alguien te defraude o te decepcione. Cuantas más vacunas pongamos mejor. De la política americana hay cosas que me gustan y cosas que no. Y esto me gusta. Allí no se concibe que alguien acceda a un cargo sin que previamente se haya sometido a las preguntas de los congresistas.

«He ganado porque asumí la derrota»

La austeridad se ha convertido en el mantra de moda. Y los ciudadanos nos agarramos a ella, a veces con una actitud incluso 'vengativa' contra los políticos y sus privilegios. ¿Hasta dónde es razonable recortar en sueldos, coches, gastos de representación? ¿Va a imponer alguna norma?

El sentido común. Los coches serán solo para gestiones oficiales. Hemos suprimido los gastos en kilometraje del parlamento. A mí me ha ocurrido algo que no me ocurría antes. Ha habido alguna persona que me ha dicho que no. Padres de familia con hijos estudiando fuera a los que no les puedo decir que se vengan a un cargo público ganando un 30% menos. Me han dicho que les encantaría, pero alguien tiene que pagar los estudios de sus hijos. Lo razonable está en tener un sueldo equivalente al de un técnico de la administración.

¿Le han dicho que no a ser consejeros?

Sí, una persona.

El problema no está en el sueldo de los políticos, que es público, sino en que las instituciones se han convertido en agencias de colocación de los partidos. ¿Va a haber un límite y se van a conocer?

Sí, se van a publicar en el DOE, igual que el resto de nombramientos.

¿Cuándo se va a suprimir el Consejo Consultivo?

El 1 de enero.

¿Se van a suprimir otros organismos?

Nosotros no habíamos puesto en marcha el tribunal de cuentas ni el defensor del pueblo. Este era el único organismo estatutario que existía. Se suprime no solo por dinero, sino porque en España hay un Consejo de Estado que estamos pagando todos los españoles para tres o cuatro comunidades. El consejo de Estado puede dar servicio a todas, y además unifica doctrina. Uno de los problemas del Estado autonómico es que ha creado reinos de taifas.

¿Se ha hipertrofiado?

Sin duda ninguna.

¿Qué va a hacer con empresas como GPEX?

La empresa pública debe estar para aquello a donde no llegue la privada. Hay que racionalizarla. No entiendo que haya empresas públicas que hagan funciones que podrían estar haciendo las privadas, por ejemplo en el sector forestal. Hay que hacer una revisión en profundidad sobre qué puede hacer la empresa pública en un nivel razonable. Está también el ejemplo de las hospederías. No tiene mucho sentido que la Junta esté gestionando hospederías.

¿Y qué se hace con ellas?

Hemos hablado con el sector del turismo sobre la posibilidad de fórmulas mixtas, algo que no hemos explorado nunca. Yo quiero constituir un consorcio de turismo con el sector empresarial. Defiendo con toda mi fuerza la gestión pública en los servicios esenciales fundamentales. Pero no todo tiene que ser público necesariamente.

Ha prometido transparencia para los contratos y gastos.

Todo lo que sea público tiene que ser publicado.

¿Exigirá la misma transparencia en los ayuntamientos gobernados por el PSOE?

Claro, esto no me lo he inventado yo. Tiene que ser público.

¿Se ha planteado la continuidad de Canal Extremadura? Hay comunidades sin televisión pública.

En su día me planteé una televisión pública con gasto limitado. Somos de las de menor gasto en España. No voy a quitar, pero tampoco voy a poner. Nunca la televisión tendrá más presupuesto del que tiene ahora mientras haya personas que lo estén pasando tan mal. Eso lo saben también los trabajadores. Se pueden mejorar cosas sin tener que aumentar el gasto. Nadie nos obliga a emitir las 24 horas los 365 días al año. No pasa nada por no emitir de la una a las siete de la madrugada, por ejemplo. Creo que hay una muy buena plantilla, y espero que puedan hacer una televisión en absoluta libertad.

¿Cómo se evitan las interferencias políticas?

Cesando al que las haga. Me voy a reunir con los directores de los medios de comunicación y una de las cosas que les voy a rogar es que el primer político que les llame para decirles algo que se haya publicado en plan de crítica, que me lo digan.

¿Un consejero no va a poder llamar a Canal Extremadura para decirle que su información no le ha gustado?

No. Ni yo. Sin libertad de prensa la democracia es imperfecta. Te gustará más un día y menos otro, pero es la libertad. Están los límites de veracidad y de contraste de información.

Usted insistió en la investidura en la necesidad de tener comportamientos éticos. ¿Es un aviso a las personas que va a nombrar a partir del lunes?

He presentado un manual de estilo que le voy a dar a los cargos y quiero que se cumpla, no se puede entrar queriendo darle la vuelta a todo. Se trata de que resolvamos esas ocho o diez cosas que la gente está esperando que hagamos. Si quieres cambiar el mundo te encuentras con una muralla infranqueable. Se lo estoy diciendo a las personas con las que estoy hablando. El día que llegues, pon en orden los problemas y empieza a resolverlos de uno en uno. No hace falta que hagamos mil anuncios históricos. Va a ser una legislatura en que un gobierno de gente normal va a intentar resolver los problemas de la gente normal.

Renuncia a la escolta

¿Cuándo tiene que dimitir un político y por qué razones?

Depende. Si ha metido la mano, desde el momento de la imputación. Si es una equivocación, (y estoy hablando de las prevaricaciones administrativas) en el momento en que se abre el juicio oral.

De la austeridad al populismo hay una distancia muy corta. ¿Es populismo renunciar a la escolta?

Yo lo enmarco en un marco de relaciones con la gente. Estuve hablando con la delegada del Gobierno hace un par de semanas. Le planteé que preferiría no tener escolta permanente y quedamos que cuando vaya a un acto masivo puede haber una persona. Pero nada en la vida diaria. La escolta hace que los demás te vean lejos y a ti te aleja. A mí me ha ocurrido. Y como no quiero que me vuelva a ocurrir quiero seguir haciendo lo que he hecho en esos cuatro años. Me han pedido que renuncie a ella formalmente y lo he hecho.

¿Por qué no aceptó la petición de Podemos de bajar su sueldo a tres veces el salario mínimo? ¿Es populismo?

Entendía que no es normal que yo vaya a ganar un sueldo más bajo que el conductor que me lleva. Y los sueldos no son excesivos. Como diputado he ganado 2.600 euros y no creo que escandalice a nadie. Hemos reducido los sueldos de la Mesa de la Asamblea y hemos eliminado el kilometraje, que era significativo.

¿Reducir de siete a cinco el número de consejerías es populismo? ¿Un guiño a la gente cabreada que dice que hay muchos políticos? ¿Qué área se va a quedar sin consejero?

Ninguna. En esta legislatura van a tener mucha importancia los directores generales. Mi experiencia me dice que no puedes adelgazar por abajo si no adelgazas por arriba.

Es tanto el cabreo de los ciudadanos que los políticos están un poco asustados y quieren poner cortafuegos con medidas como esas reducciones. Un área como sanidad tiene que tener un consejero.

¿Qué conclusión ha sacado de las conversaciones con Podemos?

Hay que darles su tiempo y la posibilidad de ir conociendo los asuntos en profundidad. Servirá para que vayan modulando su mensaje. Se merecen tiempo y respeto y no sé si se les ha tenido a una gente que ha sido votada por los ciudadanos.

¿Puede haber miedo en el PSOE a que la cercanía a Podemos les perjudique, que le acabe quitando votos porque ellos no tienen que tomar decisiones difíciles y usted sí?

¿Alguien piensa que el partido que metió a España en Europa y que la sacó de una guerra injusta va a meterse en aventuras que pongan en peligro a este país? Hemos tenido aciertos y errores, pero somos fiables y la ciudadanía nos va a volver a apoyar. Por eso nos ha dado el 42% de los votos en Extremadura.

¿Se podrá entender con el PP, a la vista de que Monago ha empezado con una posición muy crítica?

Se irá viendo. Hay cosas en las que podemos coincidir, como por ejemplo en la igualdad de género.

Dijo el miércoles que no va a volver a poner la otra mejilla. ¿Se arrepiente de haberlo hecho?

Sí.

¿Eso significa que se arrepiente de haberle dado cancha a Monago cuando usted gobernó?

No. Porque en aquel momento creía que era lo que tenía que hacer.

¿Pero entonces qué quiere decir que no va a poner la otra mejilla?

Monago me ha denunciado dos veces por delitos electorales. Me han llegado a denunciar por tener un blog y contar mi vida todas las noches. No solo se ha denunciado a la patronal, a los sindicatos, a la policía o a los desahuciados. Mientras me estaban haciendo la mayor auditoría que se ha hecho a nadie yo estaba poniendo la otra mejilla, todos los días. Cada vez que había una sesión de control al gobierno proponía cosas. Hasta aquí. No voy a poner más la otra mejilla y actuaré con ellos con la contundencia que ellos actúan conmigo.

Ya le dijo a Monago: esta es mi investidura, no su investidura.

Sí claro.

Consejos a Monago

¿Cree que Monago todavía no se ha dado cuenta del todo de que ha perdido las elecciones?

Creo que no se ha dado cuenta de que las ha perdido por su culpa, y no por la de Rajoy.

¿Le daría consejos para sobrevivir en la oposición?

No. No me encuentro capacitado para dar consejos a nadie. Que él viva la experiencia como la quiera vivir. Lo que sí sé es que yo he vuelto a gobernar la región porque hace cuatro años asumí la derrota en primera persona ante el comité regional de mi partido. No le eché las culpas a Zapatero ni a nadie. Supe que había que cambiar cosas para volver a ganar. Y a lo largo de estos cuatro años es a lo que nos hemos dedicado.

¿En qué parte cree que usted ha ganado las elecciones y en qué parte las ha perdido Monago?

Creo que la gente ha visto que nosotros hemos cambiado y ha vuelto a confiar y el PP se ha alejado. Llegó un momento en que la Extremadura oficial iba por un camino y la real por otro. No fueron capaces de verlo. Creyeron que se podía ganar unas elecciones desde la Extremadura oficial y eso no es posible.

Monago le pidió que se someta a una cuestión de confianza a los seis meses.

En el debate de investidura hubo muchas perlas. Es la primera vez en la historia del parlamentarismo que se le pide a un candidato a presidente que haga una cuestión de confianza. Se desacredita él solito. Es una 'boutade'. Ellos saben que yo empecé a ganar las elecciones en enero. Las sesenta medidas (firmadas ante notario) se van a cumplir.

Los comercios, en la UVI

Entre sus anuncios plantea reducir el número de domingos que abren los centros comerciales. La tendencia es la contraria.

En las grandes urbes. Esto no lo he dicho porque se me haya ocurrido, sino porque he hablado con comerciantes que están en una situación muy complicada. El pequeño comercio está en la unidad de cuidados intensivos. Y la idea la tomamos después de que un estudio dijera que la apertura los domingos no ha creado más empleo en España. Lo haremos de manera progresiva.

«He ganado porque asumí la derrota»

El alcohol en menores. Habló con pasión de ello. ¿Qué propone, más multas, más vigilancia?

Sí, más multas y más control. La autoridad pública que vea a chicos en la calle, casi en coma, no se puede conformar con llevarlos al centro de salud, sino que debe preguntarles dónde lo han comprado y castigar a quien lo venda.

¿Va a mantener la paga a las señoras mayores de 75 años que implantó Monago?

No sé qué capacidad de actuación hay ahora. Pero lo vamos a cambiar para que a las personas que tengan pensiones por debajo de la pensión media esa cuantía se les descuente en los medicamentos.

Los datos de paro de junio muestran una bajada. Supongo que uno de los objetivos es terminar la legislatura con menos parados.

Los datos de paro que creo que tienen más valor son los de la EPA. El paro registrado no es fiable. No me atrevería a poner al mismo nivel, porque estar parado es una tragedia, pero hay gente que gana menos trabajando que cuando estaba en paro. Es una paradoja, una anomalía. O corregimos la precariedad laboral o tendremos un problema enorme. Todo un batallón de gente trabajando por salarios de miseria. Se tienen que acabar los contratos públicos que se adjudican a empresas con bajadas del 50% porque eso precariza el empleo de los trabajadores.

Usted ha planteado primar a las empresas extremeñas en los concursos. ¿Cómo se puede hacer sin contravenir la ley?

Vamos a analizar por qué en otros sitios sí lo hacen. Vamos a buscar fórmulas porque tiene que haberlas y las vamos a encontrar.