Hoy

El oro extremeño se exhibe en Madrid

Una de las piezas que puede verse en la muestra.
Una de las piezas que puede verse en la muestra.
  • El Museo Geominero inaugura la mayor muestra de oro natural español exhibida hasta la fecha con pepitas de hasta 135 gramos | El mayor pedazo del preciado metal se encontró en los noventa en un yacimiento de Casas de Don Pedro

El Museo Geominero inaugura mañana 'El oro bajo tus pies', la mayor muestra de oro natural español exhibida hasta la fecha con pepitas de oro puro de hasta 135 gramos y que reflejan el reciente resurgimiento de la búsqueda del metal dorado en España, quizá el comienzo de una fiebre del oro. Una de las grandes pepitas de la exposición procede de la localidad cacereña de Santibañez el Alto.

Tras milenios de explotación cabría pensar que ya no hay oro, pero esta exposición muestra que aún queda mucho bajo tierra, según una nota enviada hoy por el Museo Geominero. Depende del Instituto Geológico y Minero de España y tiene su sede en la calle Ríos Rosas, 23, de Madrid.

Hasta la primera mitad del siglo pasado, los hallazgos de pepitas en España fueron escasos y esporádicos, aunque los ríos y arroyos siempre han proporcionado una cierta cantidad en partículas finas.

Durante la década de 1980, comenzaron a recuperarse pepitas con tamaños "muy respetables" sobre todo en las provincias de Cáceres y Salamanca.

Yacimiento en Casas de Don Pedro

Una década después se descubrió el yacimiento de Casas de Don Pedro (Badajoz) donde apareció la mayor pepita de oro conocida hasta la fecha (Pepita Doña Josefa, 218 gramos). El trozo del preciado metal mide 5 por 4,5 centímetros, y tiene un grosor de entre 1 y 1,2 centímetros. Es propiedad de un coleccionista extremeño.

Desde entonces, la recuperación de pepitas en estas tres provincias ha registrado un crecimiento exponencial, lo que ha permitido crear grandes colecciones formadas por valiosos ejemplares, mucho de los cuales saca ahora a la luz el Museo Geominero.

"El oro bajo tus pies", que estará abierta un año y es de carácter gratuito, consta de 120 muestras de oro, algunas de ellas de extraordinario valor, como la pepita de 135 gramos de peso encontrada esta última primavera en la zona de Casas de Don Pedro (Talarrubias).

Algunas vitrinas exhiben también auténticos cristales de oro, con claras formas geométricas que recuerdan el riguroso orden interno que adoptan los átomos de oro para formar estructuras cúbicas.

Tanto las pepitas como los cristales de Badajoz son una rareza geológica ya que el oro es totalmente puro (oro de 24 quilates), a diferencia de las pepitas de otras localidades donde el oro siempre contiene una cierta cantidad de plata.

Otras grandes pepitas de la exposición proceden de las localidades de Santibañez el Alto (Cáceres); Salvatierra de Tormes (Salamanca) y de Puente de Domingo Flórez (León).

La exposición muestra también un enorme canto rodado de cuarzo lechoso con partículas perfectamente visibles en su superficie, que invita a pensar en la cantidad de oro que contendrá en su interior, y una réplica de la mayor pepita del mundo, de 37 kilogramos de peso.

El oro natural es un mineral sujeto a gran demanda por parte de los museos y los coleccionistas privados. Su valor económico es muy superior al de su peso y su precio asciende de forma exponencial con el tamaño de la pepita.

Por ejemplo, en aquellas que pesan más de 50 gramos, el precio de cada gramo es unas tres o cuatro veces el precio de una pepita pequeña, dada la escasez de ejemplares tan voluminosos.

Temas