Hoy

El caso Feval, pendiente de un recurso ante la Audiencia Provincial

  • El Juzgado de Don Benito que instruye el procedimiento considera que algunos presuntos delitos deberían ser juzgados por un jurado

El llamado caso Feval, que instruye el Juzgado de Instrucción número 3 de Don Benito por presuntas irregularidades en la gestión de la institución ferial, continúa con su tramitación judicial. En estos momentos, el procedimiento se encuentra pendiente de que la Audiencia de Badajoz resuelva el recurso presentado por las defensas contra un auto del propio juzgado que convertía las diligencias previas en procedimiento abreviado.

En ese auto, que tiene fecha del 12 de enero, la juez estima que hay indicios de irregularidades de tres tipos: las infracciones relativas a la contabilidad; las que tienen relación con el uso de recursos de la entidad en beneficio particular. Este apartado se refiere a que algunos trabajadores de Feval podrían haber desempeñado tareas en la finca de José Luis Viñuela; y en un tercer bloque estarían las irregularidades en materia de contratación.

La magistrada considera que el enjuiciamiento del caso podría dividirse en dos partes: una que correspondería al jurado, que es el encargado de los delitos de malversación de caudales públicos, y otra parte sería competencia de un tribunal profesional.

Según la información facilitada por el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura (TSJEx), en el auto de enero la juez acordó dar por terminada la instrucción.

Si la Audiencia rechaza el recurso se pasaría el procedimiento a las partes para que hicieran sus informes. En ese momento se podría, o bien pedir el sobreseimiento, o bien solicitar que el juzgado abra juicio oral contra la encausados, José Luis Viñuela, José Villa y Juan Francisco Cerrato.

Del presunto delito de malversación de caudales públicos se responsabiliza a Viñuela y Villa.

La instrucción del caso se basa en un informe realizado por la UDEF en el que se ponía de manifiesto que en Feval existía descontrol en la contabilidad. También se reflejaba que algunos trabajadores de la entidad habían hecho trabajos de mantenimiento, jardinería y obras en la finca de José Luis Viñuela y Juan Villa en Navalvillar de Pela, sin pagarles otra retribución diferente que la nómina que cobraban de Feval.

El mismo informe planteaba la existencia de irregularidades en los pliegos de contratación de algunas empresas consultoras, que no habrían respetado las Ley de Contratos del Sector Público.