Hoy

Ouguela y alrededores, vistos desde su muralla. :: E.R.
Ouguela y alrededores, vistos desde su muralla. :: E.R.

Represión en el Alentejo

  • Una operación secreta acabó con los refugiados de la Raya en 1944

Hasta ahora, sabíamos que la policía portuguesa había entregado a España, durante la Guerra Civil, a los republicanos españoles que cruzaban la frontera escapando del ejército de Franco. Sabíamos de los numerosos refugiados devueltos desde Elvas y Campo Mayor en agosto de 1936, luego fusilados en Badajoz. O el caso del poeta Miguel Hernández, devuelto en Rosal de la Frontera por los 'guardiñas'. Incluso hemos contado en diferentes ocasiones el caso de Barrancos y de los más de mil extremeños acogidos en campos de refugiados por el teniente Seixas, posteriormente liberados a costa de la degradación del heroico militar portugués.

Sin embargo, poco se conocía sobre la actividad represiva en la zona portuguesa de la Raya durante la posguerra hasta que el pasado viernes, el diario lisboeta Público recogía un amplio reportaje, firmado por Carlos Pessoa, donde se contaba con detalle una operación de fuerzas militares y policiales lusas, que acabó, en 1944, con los últimos refugiados de la Raya en el Alentejo.

Se trató de una operación secreta de la que nada se sabía, pero cuyos pormenores fueron recogidos por escrito y archivados en el Arquivo Nacional da Torre do Tombo. Para que nada se conociera, no hubo intercambio de telegramas ni oficios antes, durante ni después de la operación y solo ahora salen a la luz los detalles.

Los hechos sucedieron los días 13 y 14 de noviembre de 1944. Se desarrollaron durante la madrugada y tuvieron lugar en un ámbito geográfico conocido por la policía política portuguesa como la 'República de Andorra', un triángulo situado entre Campo Mayor y las aldeas fronterizas de Degolados y Ouguela. En este lugar se encuentra un territorio fronterizo del que ya les hemos hablado en otras ocasiones: la Reyerta de Ouguela, una inmensa llanura que durante siglos vivió en la indefinición: ni era de España ni era de Portugal.

En esa zona, había alrededor de 200 republicanos españoles, que ejercían de barberos, zapateros, jornaleros o contrabandistas, pero que, al menos, sobrevivían sin acabar en la cárcel ni ante un pelotón de fusilamiento.

En 1944, se intensifica la represión política del régimen salazarista y se toma la decisión de acabar con esta bolsa de refugiados en el Alentejo. Según cuenta Público, tras diversas reuniones en Badajoz, se pone en marcha el operativo con la participación 40 soldados portugueses, 50 guardias republicanos y cinco agentes de la policía política. La acción comienza a las seis y media de la mañana del 14 de noviembre, una madrugada de mucho frío, en los alrededores de Ouguela. A esa misma hora, 78 guardias civiles ocupan estratégicamente la línea fronteriza entre Badajoz y Alburquerque.

Las fuerzas portuguesas dan una batida por chozos y pajares (algunos situados a escasos 200 metros de España), expulsando a los huidos republicanos, que escapan del cerco intentando cruzar la frontera, donde caen en manos de la Guardia Civil. De esta manera, son apresados refugiados, «os mais célebres bandidos espanhois da região» para los militares portugueses, como El Talaverano, El Duro, El Retratista, El Tortilla o El Pitones, calificados en los archivos de la operación como temidos, salteadores, comunistas y excombatientes rojos.

De lo que sucedió con los 24 detenidos por la Guardia Civil en la frontera nada más se supo, salvo en un caso. Sí se ha conocido que tenían una red de apoyo en la zona del Alentejo donde vivían y que incluso mantenían contactos con la embajada de Méjico en Lisboa.

Esta operación no se conocía hasta ahora. En 1945, el periódico clandestino Avante, órgano del Partido Comunista Portugués, había denunciado a los 'assassinos de Campo Maior' por haber asaltado 40 cabañas que albergaban a 300 refugiados españoles. Público recoge declaraciones de viejos habitantes de Ouguela y alrededores que recuerdan aquellos hechos, pero en Extremadura nada se sabía de esta historia.