Hoy

Del Moral defiende que los funcionarios formen a los empleados de las ITV privadas

El consejero de Fomento saludando ayer a la plantilla de la ITV de Jerez de los Caballeros. :: Pakopí
El consejero de Fomento saludando ayer a la plantilla de la ITV de Jerez de los Caballeros. :: Pakopí
  • El consejero dice que Fomento investigará las contrataciones de familiares de técnicos de la Junta en la red de estaciones de Itevebasa

Jerez de los Caballeros. El consejero de Fomento, Víctor del Moral, cree que ha sido acertado que los funcionarios de la Junta de Extremadura hayan formado a los aspirantes a trabajar en la nueva red de estaciones de ITV privadas que gestiona la empresa valenciana Itevebasa.

Según Del Moral, son los técnicos de Fomento y directores de las ITV públicas quienes más experiencia acumulan en este sector, de ahí que justifique su labor como docentes en los seis cursos que ha organizado la Universidad de Extremadura para que aquellos mecánicos e ingenieros sin experiencia pudieran sustituir este déficit con unos cursos. Éstos los estableció un decreto de la Junta de julio de 2013, una fórmula novedosa que no se daba en España, y que ha ahorrado la formación de empleados a la empresa concesionaria, que es la que habitualmente forma a sus plantillas en el resto de España. Según Del Moral, de no haberlo hecho así, los empleados hubieran llegado de otros puntos del país «y nos hubieran criticado por ello».

Como informó este diario el domingo, entre cuatro personas vinculadas a Fomento -el jefe de servicio de ITV en la Junta, su número dos, un técnico de Mérida y el director de la ITV pública de Villanueva de la Serena- cobraron más de 50.000 euros por estos cursos. La Consejería de Fomento investigará estos honorarios y la compatibilidad para dar esos cursos.

«Ese es el detalle que nos queda por comprobar, en definitiva si los funcionarios que prestaron ese servicio han cobrado lo que la Junta les ha autorizado en base a los reglamentos y leyes que amparan que un funcionario pueda dar formación», dijo ayer Del Moral tras la inauguración de la nueva ITV privada de Jerez de los Caballeros. Al acto acudió también el director general de Transportes, Miguel Ángel Rufo, así como el presidente de Itevebasa, Ricardo Pérez, y la alcaldesa de la localidad, Virginia Borrallo. Además de algunos funcionarios de la Junta habituales en estos actos faltó el presidente de la Junta, José Antonio Monago, cuya asistencia estaba prevista inicialmente.

Por otro lado, este diario ha informado de que una hija de Pedro Cupido, el jefe de la ITV de la Junta, trabaja como administrativa en la ITV privada de Almendralejo, y ayer confirmó que el director de la ITV de Jerez de los Caballeros es hijo de otro administrativo vinculado a la ITV de Mérida que ha trabajado en los últimos años en la consejería.

Sobre la contratación de familiares de técnicos de las ITV públicas por parte de la empresa Itevebasa, el consejero indicó ayer que investigarán estos casos. Y de todo ello hablará en la comparecencia que ha solicitado en la Asamblea de Extremadura, seguramente el próximo jueves, aunque queda pendiente que la cámara determine la fecha.

Nuevo servicio a la comarca

La ITV de Jerez de los Caballeros ha supuesto una inversión de Itevebasa de más de dos millones de euros. Tiene dos líneas de inspección y trabajan un administrativo y seis empleados en labores técnicas. Todos menos uno han realizado el curso de ITV de la Universidad de Extremadura en convenio con la Consejería de Fomento.

La nueva ITV, situada en el polígono industrial, da servicio una comarca con 64.000 habitantes que antes solían desplazarse a Zafra (a 37 kilómetros). Se trata de la sexta estación que ha entrado en funcionamiento dentro de la red privada. Faltan por inaugurar las de Valencia de Alcántara (ya operativa), Jaraíz de la Vera y Castuera, que estarán abiertas antes de que acabe la legislatura, por lo que entre las públicas y privadas la región sumará veinte estaciones en total, el doble respecto a 2013, una ampliación que el consejero valoró positivamente porque no ha costado dinero a las arcas públicas.

Según dijo ayer Víctor del Moral, los trabajadores de las ITV públicas no tienen nada que temer si el flujo de vehículos disminuye al estar el servicio más repartido. «Este gobierno está demostrando que apuesta por los trabajadores públicos, aunque no tengo una bola de cristal para saber qué va a pasar de aquí a cinco años, y cómo va a evolucionar el sector o qué normativa dictaminará Europa», declaró el titular de Fomento de la Junta.