Agricultores de la zona de Miajadas y Pela marcharán tres días contra la reforma de la PAC

Ignacio Huertas, secretario general de UPA-UCE, con otros dirigentes de la organización agraria. /
Ignacio Huertas, secretario general de UPA-UCE, con otros dirigentes de la organización agraria.

Seis pueblos cacereños y Navalvillar de Pela pierden dinero al ser excluídos de la comarca de Don Benito "sin justificación técnica", señala UPA-UCE

CELESTINO J. VINAGRE

La reforma de la PAC y su aplicación en Extremadura vuelve a echar a los profesionales del campo a la calle. En este caso, a la carretera. Los casi 61 kilómetros que hay entre Miajadas y Mérida serán recorridos a pie la próxima semana por agricultores y ganaderos de esa zona y de Navalvillar de Pela para protestar contra la comarcalización fijada por la Administración central y regional. Una comarcalización que, a efectos prácticos, hará, de un lado, que los vecinos de seis pueblos cacereños de la zona miajadeña, pegados a la provincia de Badajoz, y el municipio peleño pierdan hasta 100 euros de media al año hasta 2016 "sin justificación técnica alguna", indica UPA-UCE y, de otra parte, tengan más problemas para, como es costumbre, puedan alternar cultivos entre sus nuevas zonas agrarias de ahora, asignadas por la reforma de la PAC, y en la que estaban hasta ahora, la de Don Benito.

Agricultores y ganaderos de Escurial, Campolugar, Madrigalejo, Miajadas, Almoharín, Alcollarín- todos en la provincia cacereña, pegados al límite de la pacense- y Navalvillar de Pela han estado hasta ahora encuadrados en la comarca agraria de Don Benito a efectos del cobro de los derechos de la PAC. Desde 1992. Una inclusión 'rentable' porque la comarca de Don Benito, con la reforma de la nueva PAC, se sitúa en un estrato de ayudas superior al de otras comarcas limítrofes. Pero la Junta y el Ministerio de Agricultura han pactado un cambio y a los agricultores de este siete localidades se les cambia a otra comarca con peor recepción de ingresos. "No hay ningún criterio objetivo para ello. Es injusto", clama Ignacio Huertas, secretario general de UPA-UCE. "Es una barbaridad porque los agricultores de estas zonas generalmente no somos propietarios de tierras y tenemos que cambiar a parcelas de otras zonas y simplemente por irte unos metros más allá tienes derecho a más o menos ayudas", ha agregado Antonio Pizarro, de UPA-UCE de Vegas Altas.

La protesta arranca el 5 de noviembre, próximo miércoles. Sale de Miajadas y llegará hasta Santa Amalia. El 6, el recorrido serán Santa Amalia-Trujillanos y, por último, el 7 llegará por la tarde a la plaza de España de Mérida "para hacer visible el atraco que la Administración está perpetrando a estos pueblos", finaliza Huertas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos