Hoy

Cáceres acoge un centro de vigilancia radiológica y ambiental

  • El proyecto hispano-luso tiene como objetivo la prevención y la respuesta inmediata ante las situaciones de catástrofe

cáceres. Un edificio de nueva construcción, situado entre las facultades de Veterinaria y Enfermería en el campus universitario de Cáceres, acoge el Centro Hispano-Luso de Redes Automáticas y de Alerta Temprana y Vigilancia Radiológica Ambiental, cuyo objetivo es prevenir situaciones de catástrofe y dar respuesta de actuación inmediata en los territorios fronterizos entre Extremadura y Portugal.

Ayer tuvo lugar la inauguración oficial de este proyecto transfronterizo, del que se colocó la primera piedra en abril del año pasado y que abrió sus puertas para ser un centro de referencia en control de alertas y refuerzo de la seguridad de la población a ambos lados de la frontera ante catástrofes ambientales por riesgos tecnológicos, radiológicos y nucleares, incendios forestales y sistemas inteligentes de predicción de inundaciones.

Las instalaciones, en las que se invirtieron 3,5 millones de euros, ocupan una superficie total de 600 metros cuadrados en dos plantas y están gestionadas por el laboratorio de Radioactividad Ambiental de la Universidad de Extremadura (UEx). Además, el inmueble albergará las redes automáticas de vigilancia radiológica ambiental, la red meteorológica de prevención y extinción de incendios y los sistemas inteligentes de predicción de inundaciones.

La inauguración corrió a cargo del presidente de la Junta de Extremadura, José Antonio Monago, quien en su intervención destacó que con este centro Extremadura y Portugal «unen sus esfuerzos de una manera estratégica y automática» ante emergencias. «Hoy en Extremadura no sólo volvemos a ser una vez más ejemplo de lo que se puede lograr con la cooperación transfronteriza; hoy damos además un gran salto en la prevención y la seguridad de nuestros ciudadanos», aseveró.

En su intervención, Monago recalcó que el Centro será «uno de los más avanzados de Europa en este ámbito» y que estará conectado no sólo con las redes de alertas nacionales de España y Portugal, sino también con las europeas y coordinará los recursos de ambos territorios en vigilancia radiológica ambiental, prevención de incendios y la red Spida como sistema de predicción de inundaciones.

El jefe del Ejecutivo extremeño subrayó que con este proyecto, el Gobierno regional «pone el conocimiento académico y el potencial investigador de la Universidad de Extremadura al servicio de la sociedad en materia de prevención», mientras que la labor del centro correrá a cargo del Centro de Urgencias y Emergencias y Protección Civil.

En este sentido, Monago resaltó el esfuerzo que se está realizando desde el Ejecutivo regional en la formación de los voluntarios de Protección Civil, pasando de los 70.000 euros de presupuesto que se invertían en 2010 para este fin a los 125.000 euros en 2014, un 44 por ciento más.