Hoy

Clemente Checa también cobró por asesorar a un despacho de abogados

Clemente Checa durante su comparecencia el jueves en la Asmablea
Clemente Checa durante su comparecencia el jueves en la Asmablea / JM ROMERO
  • El consejero de Hacienda contesta a las informaciones anunciando que va a denunciar a Fernández Vara

Clemente Checa no solo elaboró informes para entidades públicas e instituciones, sino que también trabajó para el sector privado. Según la documentación de la que dispone HOY, el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas también trabajó para un bufete de abogados que tiene sedes en Lérida, Madrid y Barcelona. Checa facturó por 1.515 euros (retención de IRPF e IVA incluidos) a la empresa Bufete Gonzalo SLP.

El trabajo se realizó en el año 2004. Checa era miembro del Consejo Consultivo desde enero de 2003 El informe se titulaba «Dictamen acerca del sistema de compensación establecido a favor de las Corporaciones Locales en la Disposición Adicional 10ª de la Ley 51/2002, de 27 de diciembre, por las reformas introducidas por dicha Ley en el IAE, y posibilidades de impugnación del mismo por considerar dicho sistema lesivo para los intereses de tales Entidades».

El trabajo se pagó a través de La Caixa a una cuenta del Banco Santander Central Hispano. La factura tiene fecha del 14 de octubre de 2004. El importe fue de 1.500 euros brutos, de los que se descontaron 225 del 15% de retención del IRPF y se sumaron 240 euros de IVA (16%). El importe a percibir fue de 1.515 euros.

Este informe se suma a los otros trece ya reflejados en las informaciones de HOY que el consejero realizó cuando era miembro del Consejo Consultivo. Esos informes fueron encargados por ayuntamientos, Ministerio de Hacienda, Junta de Extremadura, Junta de Andalucía, y FEMP.

Clemente Checa defendió ayer de nuevo la compatibilidad de su trabajo, pero no lo hizo en declaraciones a los medios sino en una nota de prensa enviada por el Gobierno extremeño un poco antes de la una de la tarde. En ese escrito se anuncia su intención de denunciar a Guillermo Fernández Vara y a Ángel Franco, el que fuera consejero de Presidencia y Trabajo.

La razón para presentarles esta denuncia es que no han ratificado el documento firmado por la Junta de Extremadura en 2009 en el que certificaban la compatibilidad de los informes realizados por Checa y su puesto como miembro del Consejo Consultivo.

La Junta estima que al no hacerlo, Vara y Franco están incurriendo en un delito contra el honor del consejero. «Vara miente y tanto él como Franco pretenden causar un grave perjuicio a la reputación y al honor del consejero por lo que Checa se ve obligado a denunciarles», señala textualmente el escrito.

La nota añade que la Ley de incompatibilidades de los altos cargos establecía casos de excepcionalidad y que el documento firmado por la Junta de Extremadura, que entonces estaba gobernada por el PSOE, certificó que los trabajos que hacía Checa se ajustaban a la ley. La Junta recuerda que el órgano que debía pronunciarse sobre las incompatibilidades de los altos cargos es el Consejo de Gobierno a propuesta del consejero de Presidencia y Trabajo, que entonces era Ángel Franco. La nota asegura que en el expediente del encargo que se le hizo a Checa se dice que cumple los requisitos de la ley de incompatibilidades, puesto que el trabajo que se le encomienda no es «consecuencia de una relación de empleo o de prestación de servicios ni suponen un menoscabo del estricto cumplimiento de sus deberes». «Todos y cada uno de los informes que he realizado eran compatibles con mi posición como consejero del Consejo Consultivo, no porque lo diga Clemente Checa sino porque lo dice la Junta de Extremadura entonces gobernada por el Partido Socialista, tal y como certifican los documentos firmados».

Con esta declaración, el Gobierno extremeño contestaba a las declaraciones que por la mañana había hecho Guillermo Fernández solicitando la dimisión de Clemente Checa. En opinión del líder socialista, Checa sí incurrió en incompatibilidad al cobrar informes durante su etapa en el Consejo Consultivo ya que estos trabajos fueron «de consultoría».

En una rueda de prensa celebrada en Mérida, Fernández Vara insistió en que los trabajos que firmó Checa, entre otros para la Junta de Extremadura, la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Almaraz, fueron por prestación de servicio de consultoría, «que sí es incompatible».

Vara aseguró que en su etapa de presidente no conocía que Checa hacía esos informes y que el encargo por parte de la Junta de un dictamen sobre la financiación autonómica no se sometió a su decisión. Aseguró que si hubiera sido conocedor de que Clemente Checa hacía este tipo de informes de manera regular hubiera sido relevado de su cargo en el Consejo Consultivo.

El expresidente extremeño también afirmó que tiene la seguridad de que José Antonio Monago, tampoco tenía conocimiento de este hecho cuando le designó para entrar a formar parte del Gobierno autonómico hace menos de un mes.

Para Fernández Vara, interpretar que la autorización dada para realizar el informe de la Junta de Extremadura se podría extender a otros informes es una actitud «pueril» y un intento de desviar el asunto, ya que no se trata solo del contrato con la Junta sino de una tarea continuada durante diez años.

El PSOE registrará una petición en el Parlamento para que se den explicaciones sobre quién solicitó ayer un dictamen sobre la compatibilidad de la actuación del consejero al Consejo Consultivo de Extremadura. Fernández Vara cree que sería muy grave que el presidente del Consejo Consultivo, Pedro Tomás Nevado Batalla, antecesor en el cargo de Checa, dijese que el Consejo ratificaba la compatibilidad de éste «basándose en noticias de un periódico» y sin que nadie hubiera pedido ese informe ni adjuntado documentos. Pese a estos hechos, Fernández Vara no dudó de la necesidad de que exista el Consejo Consultivo, cuya disolución se ha propuesto desde algunos partidos, pero sí ha señalado que la manera de actuar el jueves fue un error que pone en jaque a este órgano. Indicó que para evitar este tipo de situaciones su Agenda del Cambio incluye que antes de que un consejero tome posesión comparezca en el Parlamento y se someta a las preguntas de los diputados.

Cuando se conoció la intención de Clemente Checa de denunciarle, Fernández Vara escribió en su blog un artículo en el que expresa su respeto personal hacia el consejero por su trabajo en materia tributaria en la región. No obstante, le anima a denunciarle. «Me he enterado –prosigue– de que has hecho público que me vas a denunciar porque no he dicho lo que tu querías que dijera. No dudes en hacerlo. Tengo especial interés en poder aclarar lo que está pasando en realidad», dice Vara.

Por otro lado, Federico Suárez ha cesado como miembro del Consultivo porque ha acabado su mandato.