Hoy

Caja Rural reclamará judicialmente a Alejandro Nogales un préstamo impagado

Alejandro Nogales felicita ayer a Checa en su toma de posesión como nuevo consejero de Hacienda
Alejandro Nogales felicita ayer a Checa en su toma de posesión como nuevo consejero de Hacienda / Brígido Fernández
  • Fue suscrito en 1995 por 21.045 euros y solo tiene constancia del abono de 600 euros, por lo que le solicita 20.400 euros más intereses de demora y otros conceptos

Caja Rural de Extremadura ha decidido iniciar una reclamación judicial contra Alejandro Nogales, uno de los tres diputados que IU tiene en la Asamblea de Extremadura. El jueves pasado, en su sede de la finca El Toril, su Consejo Rector tuvo reunión, la penúltima antes de la celebración de la asamblea del próximo sábado en la que se debate la continuidad o salida del consejo y del director general. En el encuentro de la pasada semana se acordó por parte de sus consejeros acudir a la vía judicial para reclamarle a Nogales el impago de un préstamo que la caja le concedió hace 19 años y que, según su documentación, el dirigente político dejó de pagar cuando había abonado una mínima parte de lo concedido.

Nogales suscribió el 22 de junio de 1995 un préstamo con Caja Rural de Extremadura por valor de 21.045 euros. Tenía hasta ocho años para hacer frente al mismo. Debía pagarlo en su totalidad el 31 de diciembre de 2003. Pagó hasta 1998, según la información que maneja la entidad. El 31 de agosto de ese 1998 fue cuando se produjo el primer recibo no abonado por el hoy de nuevo diputado de IU.

Por tanto, el impago es de 20.462 euros sobre el crédito concedido, a lo que hay que sumar intereses de demora, intereses ordinarios y comisión por cuotas impagadas, entre otros conceptos, según se fija habitualmente en estas operaciones. La cifra total reclamada es, por tanto, mucho más abultada que esos 20.000 euros. Los servicios contables y jurídicos de Caja Rural no la tienen aún concretada y por eso todavía no ha cursado la reclamación judicial, algo, en todo caso, se da por hecho desde el órgano rector se producirá en pocos días.

Aunque el Consejo Rector enmarca la demanda contra Nogales como una acción que entra en el terreno de la normalidad -los impagos de clientes no son algo extraño como tampoco que la caja actúe contra ellos, se menciona desde ese órgano- la realidad es que la decisión se produce en un momento de lucha encarnizada por el control de la caja.

Ha habido y sigue habiendo acusaciones de intervencionismo de la Junta y de IU por parte del sector ahora mayoritario. La actual mayoría que sostiene al Consejo Rector y al director general, José Manuel Gómez Piélago, resalta que Nogales ejerce un papel clave en este conflicto. Se ha señalado al diputado de IU como principal impulsor de los cambios en la Caja.

La decisión de pleitear para recuperar ese crédito se recogió en el orden del día del Consejo Rector de la semana pasada. En el segundo punto, se hablaba de «propuestas sobre operaciones de riesgos a personas físicas y/o jurídicas en situación de conflicto de intereses». Bajo ese enunciado se encontraba, en realidad, la propuesta de ese órgano de la cooperativa de crédito de demandar a Nogales por unos impagos. A pesar del tiempo transcurrido, según los servicios jurídicos de la caja no están prescritos.

El diario HOY llamó ayer a Nogales para conocer su opinión sobre la decisión de Caja Rural de iniciar contra él una reclamación judicial pero no logró contactar con él. También se intentó a través del gabinete de prensa de IU Extremadura.

El zafrense, que cumplirá 67 años en noviembre, es conocido por la opinión pública extremeña desde hace décadas. Como sindicalista, fue secretario general de CC OO Extremadura de 1977 a 1987. En política, fue concejal de 1983 a 1991 en el Ayuntamiento de Zafra y desde 1983 hasta mayo de ese 1995 diputado autonómico. Tras las elecciones de ese año (28 de mayo) no continuó en el Parlamento. Volvió a él en 2011.

Caja Rural celebrará asamblea ordinaria el sábado. Dos días antes la Asamblea regional votará la nueva Ley de Crédito Cooperativo, que, en función de lo que se decida en sede parlamentaria, puede estar vigente o no para ese día. Entre las enmiendas a debate está una que afecta a los trabajadores-socios y su limitación para ejercer el voto delegado. Otra favorece una fusión con Cajalmendralejo, que rechazan la gran parte de la plantilla y el consejo, estableciendo una mayoría cualificada más elevada si la unión es con una caja de fuera de la región y menos si es con una extremeña.

Ambas enmiendas son de IU. El sector ahora mayoritario en Caja Rural da por hecho que saldrán adelante con los votos de PP e IU.