Hoy

Una empresa extremeña podrá vender jamones en EE UU

Instalaciones de Señorío de Olivenza / HOY
  • Señorío de Olivenza es el primer negocio de la región que podrá comercializar productos del cerdo en este país con altas exigencias sanitarias

Jamones de cerdos criados y secados en Extremadura ya están más cerca de Estados Unidos, un mercado casi inaccesible para la carne cruda por sus durísimas exigencias sanitarias. Señorío de Olivenza, empresa ubicada en esa localidad, lo acaba de conseguir tras nueve años de gestiones. En junio de 2013 consiguió la preautorización, como adelantó HOY, pero ahora por fin tiene el visto bueno para penetrar en este amplio mercado.

La idea es hacer llegar tanto jamón loncheado como deshuesado e incluso con pata. Para ello ya están pensando en cómo enseñar a cortarlo, seguramente enviando varios especialistas allí para que formen a futuros cortadores más allá del Atlántico, pues se trata de un producto prácticamente desconocido. Solo una empresa andaluza y cuatro salmantinas han superado los requisitos de EE.UU. para exportar ibérico. Señorío de Olivenza sería por tanto la primera empresa extremeña en llegar a este país.

Según explica su gerente, Jaime Martín, ahora mismo a lo que están autorizados es a empezar a matar los cerdos, con el fin de que las primeras piezas extremeñas lleguen a Estados Unidos dentro de dos años. En este periodo de tiempo dice que diseñarán la estrategia comercial más apropiada, identificando al público consumidor y los lugares más apropiados de venta, aunque su idea es intentarlo en todos los sectores, desde la restauración, a los supermercados o espacios gourmet más refinados, dependiendo del tipo de jamón, para lo cual van a empezar a buscar distribuidores.

Lo que sí entiende Martín es que «quizás haya zonas más propensas a su consumo, como Miami o California, por la mayor presencia de población hispana. Entendemos que al principio cuesta, como nos ocurrió en Japón, pero el final es un producto que tiene aceptación».

Además del país nipón, Señorío de Olivenza exporta en Asia en países como Hong Kong y Corea del Sur. En América está presente en México y Costa Rica, en África en Angola y en Europa prácticamente en todos los países.

Por otro lado, la posibilidad de exportar lomos y salchichones la han descartado de momento pues el proceso de curado es más propenso a que aparezca difteria, una enfermedad que de ser detectada paralizaría toda la producción y daría con la operación al traste. Señoría de Olivenza es propiedad del Grupo Montaraz, con sede en Salamanca, donde tienen la base de su negocio cárnico. Tienen una trayectoria de más de 120 años y fue en 2010 cuando dieron el salto a Extremadura.