Hoy

«El número uno de los partidos debería estar siempre en Madrid y el dos en Bruselas... o al revés»

Elena Valenciano. / Alberto Ferreras
  • ELENA VALENCIANO

  • candidata del PSOE y vicesecretaria general de los socialistas, volverá al Parlamento Europeo siete años después con opciones de liderar el Grupo Socialdemócrata

Estuvo nueve años en el Parlamento Europeo y vuelve como cabeza de cartel del PSOE, con posibilidades de ocupar altas responsabilidades internas. Su nombramiento logró concitar una unidad desconocida en el partido tras la debacle de 2011.

-Hace meses Alfredo Pérez Rubalcaba proclamó que el PSOE ha vuelto. ¿Son estos comicios la prueba de fuego de su proyecto como secretario general?

-En estas elecciones se mide algo distinto, la capacidad que tenemos para que España no pierda el tren del crecimiento y el desarrollo, y los derechos y libertades europeas. Nadie va a votar para refrendar o no el proyecto de Rubalcaba.

-Oiga, pero ustedes hacen campaña en clave nacional. Piden voto de castigo para Mariano Rajoy...

- No, yo no he dicho eso así. Lo que pasa es que nos viene bien la referencia a la derecha española porque es la misma que la europea.

-Nunca un partido español ha llevado a su número dos de cabeza de cartel europea. ¿Huye a un refugio seguro por lo que pueda pasar?

- No, hemos querido mostrar la importancia que damos a estas elecciones. Los partidos españoles de Gobierno deberían tener siempre a su número uno en Madrid y a su número dos en Bruselas... o al revés. Todos los líderes socialdemócratas que conozco han estado en el Parlamento Europeo. No es más importante para España el Parlamento español que el europeo.

-«Esta vez es diferente», dice el lema de la Eurocámara. ¿Cree que lo sienten así los españoles?

-Si se ponen a pensar en ello, sí. Las medidas que se han tomado en Bruselas han sido muy duras y se han reflejado de manera directa sobre la vida y sufrimiento de la gente.

-¿Pero qué margen de influencia tiene el Parlamento frente a un Consejo Europeo con mayoría conservadora?

-En estos cinco años el Parlamento ha sido la tercera cámara: primero el Consejo, luego la Comisión y por último el Parlamento. Ahora el Parlamento va a tener nuevos poderes de codecisión. Le falta la capacidad de iniciativa legislativa, pero si hay un Parlamento con mayoría socialdemócrata y un presidente socialdemócrata en la Comisión el equilibrio será otro. En realidad, el Parlamento ya ha ejercido de contrapoder europeísta frente a un Consejo que ha actuado casi al dictado de un único país, Alemania, y una Comisión que ha obedecido.

-Rubalcaba se ha lamentado alguna vez de que en la familia socialista europea también se dan las diferencias Norte y Sur...

-Sí, pero hemos conseguido por primera vez una posición común en el manifiesto y las propuestas. En ocasiones tendremos que convencer a nuestros colegas de qué es lo que necesitamos, pero los socialdemócratas europeos son más sensibles a los problemas del Sur que los populares. Y además hay un Gobierno socialdemócrata en Francia, lo hay en Italia, lo va a haber en Portugal (casi seguro lo habrá en España)... así que el peso del Sur en el grupo socialdemócrata será relevante.

-Bueno, pero ustedes han apostado por un candidato alemán a la Comisión, Martin Schulz.

-Es el alemán más europeísta que conozco. Y creo que es muy importante que sea alemán porque si alguien puede convencer a los alemanes de que es necesario dar algún paso para resolver los problemas del Sur de Europa es otro alemán.

-«No podemos vivir por encima de nuestras posibilidades». Suena a Rajoy pero es el primer ministro socialista Manuel Valls defendiendo un recorte de 50.000 millones de euros ante la Asamblea Nacional francesa. ¡Menudo regalito de campaña!

-Los franceses están haciendo un programa de ajustes pero primero aumentaron los impuestos a los más ricos. No han tocado la educación, al revés, tienen un programa de inversión educativa impresionante: 60.000 profesores en cinco años.Y de lo que ahorran la mayor parte va a un plan de empleo juvenil. Es evidente que hay dos maneras de ajustar. Además, presionan para que cambien cosas en Europa.

- Qué cosas? ¿Por qué debería un español votarles a ustedes?

-Europa siempre funcionó con un pacto de populares y socialdemócratas y la derecha lo ha roto. Queremos completar la unión económica y monetaria con una unión social. ¿Hay que pagar la deuda? Sí. ¿Hay que equilibrar el déficit? Hay que hacerlo. ¿Pero hay que hacerlo así, pasando por encima de todo? ¿Destruyendo empleo, dejando a la gente sin expectativas? No. ¿Por qué no podemos discutir los calendarios? ¿Por qué no podemos discutir el objetivo del 3% de déficit?

«»