Los independentistas perderían la mayoría absoluta con circunscripción única

Simpatizantes de Ciudadanos aplauden a Arrimadas. /Pau barrena (Afp)
Simpatizantes de Ciudadanos aplauden a Arrimadas. / Pau barrena (Afp)

La CUP ganaría dos parlamentarios y se quedaría con seis

EFE

El reparto de escaños en cada una de las cuatro circunscripciones catalanas, que prima la representatividad de las provincias menos pobladas en detrimento de Barcelona, beneficia al bloque independentista que perdería la mayoría absoluta en el Parlament de concurrir en una circunscripción electoral única. Una simulación del reparto por el sistema D'Hondt de los 135 escaños del Parlament en una sola circunscripción para toda Cataluña arroja un claro descenso del resultado de los partidos independentistas y un moderado ascenso del bloque no nacionalista, suficiente para dibujar un panorama postelectoral diferente.

Más información

Con un 98,71 por ciento del voto escrutado, JuntsxCat pasaría de 34 a 30 escaños, los mismos que obtendría ERC, que perdería otros dos diputados. La CUP, sin embargo, con una mayor implantación en Barcelona, ganaría dos parlamentarios y se quedaría con seis. La suma de las tres formaciones que defienden la independencia de Cataluña se quedaría en 66 diputados, dos por debajo de la mayoría absoluta en el Parlament.

En el otro lado, Ciudadanos seguiría siendo el primer partido en el Parlament, pero perdería dos escaños, de 37 a 35 diputados. Un descenso que se compensa con los dos diputados que ganaría el PSC, de 17 a 19, y el PP, que ganaría otros dos, hasta obtener cinco.

CatComú-Podem, con un voto claramente urbano en el cinturón de Barcelona, también ganaría dos escaños y se quedaría en diez. De este modo, el bloque constitucionalista con Ciudadanos, PSC y PP sumaría 59 escaños, también lejos de la mayoría absoluta, con lo que CatComú-Podem, de Xavier Domènech, tendría la llave de la gobernabilidad en Cataluña.

Prueba de este hecho, es que el bloque independentista obtiene menos votos en el conjunto de Cataluña que la suma del resto de formaciones y, pese a ello, tiene mayoría absoluta en el Parlament. Las tres formaciones que defienden la independencia catalana suman un 47,55 de los sufragios, frente al 50,87 por ciento del resto de partidos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos