El PP confía en remontar las encuestas en Cataluña

El PP confía en remontar las encuestas en Cataluña

Los populares reivindican que sin sus votos jamás se hubiese aprobado en el Senado la aplicación del 155 y esperan que el electorado catalán se «dé cuenta»

Nuria Vega
NURIA VEGAMadrid

El PP confía en frenar la fuga de votos que pronostica el CIS de su electorado en Cataluña a Ciudadanos. A 16 días de las elecciones, los populares reivindican como su principal valor la decisión del Ejecutivo de Mariano Rajoy de intervenir la autonomía catalana y esperan trasladar así la imagen de firmeza frente al secesionismo que parece ofrecer su contrincante directo. “Los ciudadanos catalanes van a darse cuenta y se darán cuenta de los esfuerzos que han hecho el PP y el Gobierno por acabar con el independentismo. Si no hubiera sido por el PP, el 155 no se podría haber aprobado en el Senado, no había otra fuerza que tuviera mayoría suficiente”, ha subrayado Rafael Hernando dando a entender que en la Cámara alta la formación de Albert Rivera sólo cuenta con tres senadores.

Ese argumento será una constante de la campaña electoral que el PP estrena con los sondeos en contra. Fuentes del partido en Cataluña sostienen que sus expectativas siguen siendo de crecimiento, aunque sea mínimo, y desconfían de la subida que le otorga el CIS a Ciudadanos. Según este estudio, publicado ayer, el 46% de los votantes que en 2015 apostaron por los populares ha decidido inclinarse por la opción de Inés Arrimadas. Pero en la formación conservadora prefieren esperar a los resultados de las urnas.

Mientras tanto, el portavoz del PP en el Congreso incide en las condiciones en las que concurre el independentismo. “Yo lo que lamento es que tengamos que asistir a unas elecciones en las que hay listas plagadas de zombies, de personas que están procesadas, que están encausadas o pendientes de ello y que todo el mundo sabe que con el paso del tiempo no se van a librar del peso de la justicia”, ha censurado Hernando, que llama a quienes estén “incursos en causas de delitos graves” a abandonar las candidaturas por una cuestión de “dignidad”.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos