Hoy

Vara promete que si gobierna volverá al anterior sistema de seguros agrarios

  • En esta línea, Vara incidió en que el agroganadero es un sector que tiene mucho retorno

El secretario general del PSOE regional, Guillermo Fernández Vara, y el máximo responsable de UPA-UCE Extremadura, Ignacio Huertas, coincidieron en la necesidad de que la región regrese al sistema de seguros agrarios introducido por el anterior Ejecutivo autonómico socialista en la anterior legislatura, según el cual «lo que es asegurable no podía ser indemnizable».

En esta línea, Vara incidió en que el agroganadero es un sector que tiene mucho retorno, y señaló que si ostenta el poder en Extremadura tras las próximas elecciones él volverá a poner en marcha el modelo de seguros agrarios que ya aplicó durante su época de gobierno en la región. De este modo lo planteó el socialista en rueda de prensa conjunta con Ignacio Huertas con motivo de una reunión que ambos mantuvieron ayer en Mérida.

En la comparecencia, Fernández Vara también señaló que hay que defender a los agricultores que trabajan para poder tener un sueldo «mínimamente decente», frente a «quienes no les importa bajar los precios hasta los límites que sea pasando por encima de todos aquellos que están produciendo». «Si el agricultor lo que gana, el sueldo que gana es la diferencia entre lo que le cuesta producir y lo que le cuesta vender, hay que asegurar que esa diferencia no puede ser negativa, porque si no nos encontramos con un sector que no es que no tenga un sueldo, es que tiene un sueldo negativo, y eso no puede ser...», dijo Fernández Vara.

El líder regional socialista también advirtió de que, según dijo que le cuenta el sector, «la sanidad animal es hoy un problema» en la región, en materias como la tuberculosis o la lengua azul, al tiempo que defendió que «hay que recuperar lo que la sanidad animal representó, que era un instrumento de primera magnitud para ser competitivo».

Asimismo, consideró que «hay que establecer una financiación agraria a sectores de interés social» como, entre otros, el del olivar tradicional que «está al borde de su desaparición».