Hoy

Popular retrasa la devolución de las cláusulas suelo al recurrir el último fallo judicial

El consejero delegado del Banco Popular, Francisco Gómez Martín.
El consejero delegado del Banco Popular, Francisco Gómez Martín. / Zipi (Efe)
  • La entidad ya incorpora cláusulas en sus hipotecas para advertir que no pagará a los clientes si los tipos se sitúan en negativo

Banco Popular también va a recurrir la sentencia del tribunal de instrucción número 11 de Madrid, del pasado 7 de abril, por la que condenaba a más de 40 entidades a devolver las cantidades cobradas en exceso al aplicar las cláusulas suelo en muchas de las hipotecas de sus clientes. Así lo ha anunciado esta mañana el consejero delegado de la entidad, Francisco Gómez Martín, durante la presentación de resultados de la firma. Es el camino que han recorrido otros bancos afectados y que, en el caso de Popular, les permitirá no tener que devolver ese dinero a los clientes, aunque ya lo tienen provisionado (se trata de más de 350 millones de euros) desde hace varios meses.

"Por el momento, no vamos a realizar devoluciones", ha aclarado Gómez Martín, quien ha insistido en que el banco tiene el derecho a recurrir el fallo, que es independiente de la sentencia del Tribunal Supremo de 2013 "que afecta a unos pocos bancos", ha aclarado, "pero no al nuestro". Para Popular, las limitaciones de intereses de sus hipotecas "son transparentes y cumplen todos los requisitos legales". Además, sostiene que tanto el alto tribunal como el de instrucción madrileño indican que "hay que estudiar la aplicación de los suelos caso por caso, de forma individualizada, y banco por banco". En lo que no ha querido pronunciarse el consejero delegado de la entidad es sobre el dictamen del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, que decidirá después del verano sobre la retroactividad total, y no solo hasta mayo de 2013. "Habrá que esperar", ha indicado, aunque ha recordado que tanto "España como otros países" ya han mostrado su postura en contra de estos efectos retroactivos, al igual que el Supremo.

En el caso del problema que se le plantea a la banca con el euribor en negativo, ante una posible demanda de los hipotecados para que las entidades les paguen dinero por sus créditos, Popular lo está tratando individualmente en la negociación con los clientes que ahora firman hipotecas. "Es razonable que si prestamos dinero recibamos una contraprestación, al igual que en un depósito lo lógico es ofrecer dinero", ha indicado Gómez Martín. El consejero delegado de la entidad ha aclarado que "estamos dejando claro y de forma transparente en esa negociación de los nuevos contratos que en ningún momento se va a pagar por una hipoteca", aunque los tipos se encuentren en negativo.

Con respecto a los préstamos hipotecarios ya en vigor, el responsable de Popular ha explicado que "la combinación entre el euribor y el diferencial hace que su suma esté todavía muy alejado de la posibilidad de que haya liquidaciones en negativo de intereses". "Es algo que no contemplamos", ha aclarado.