Frutas Fernández redobla su apuesta por la ciruela extremeña

Trabajadoras en la línea de manipulado de fruta.
Trabajadoras en la línea de manipulado de fruta. / HOY
Tribuna BBVA

El aire de las Vegas Bajas del Guadiana mima los frutales de este mayorista de Badajoz, que produce tres millones de kilos por campaña, casi todo en tierras propias, y exporta el 90%

E. FREIRESEVILLA.

En sus casi 50 años de fruticultor en las Vegas Bajas del Guadiana, Pedro Fernández ha seguido el ejemplo de la hormiga de la fábula de La Fontaine: pasito a pasito y mucha perseverancia. Con esta filosofía ha desarrollado su empresa familiar, Frutas Fernández, primero como mera productora -fundamentalmente de peras, como refleja el logotipo de la marca- y luego también como distribuidora y exportadora. «No hemos dado grandes saltos, aunque sabemos que hay posibilidades. Nuestro perfil ha sido crecer paulatinamente, con entrega y constancia, y el balance es muy bueno», señala Guillermina Fernández, responsable de comercialización, que encarna la segunda generación en la empresa familiar. Su padre ostenta la presidencia y sigue al pie del cañón al mando de la producción.

Pedro Fernández heredó de su padre, agricultor, la «pasión» por la fruta. Nada más regresar de la mili adquirió unas primeras tierras y creó su propia empresa. Tras años de esfuerzo, en 1999 decidió dar un paso más e invirtió en una pequeña nave en la que instaló una primera cámara frigorífica para gestionar las puntas de recolección. A partir de ahí, Frutas Fernández se fue asentando como productora y comercializadora en el sector de la fruta fresca. «Hoy trabajamos con cuatro cámaras con capacidad para un millón de kilos y una línea de manipulación», explica la gerente.

El mayorista de frutas tiene sus instalaciones centrales en La Garrovilla, Badajoz, y los campos de frutales en este mismo entorno, hasta alcanzar el término de Mérida. Gestiona unas 150 hectáreas de producción propia y comercializa entre 2,5 y 3 millones de kilos por campaña. «Seguimos creciendo y nuestra idea es llegar al cien por cien de producción propia a corto plazo», apunta Guillermina Fernández. El 90% de toda la producción se exporta a Europa, Brasil, Colombia, Canadá, Emiratos Árabes y Omán.

La ciruela y la nectarina son sus principales productos, a los que se suman melocotón, pera, paraguayo y, a partir de este año, albaricoque, todo en distintas variedades. «La renovación varietal es una de nuestras señas de identidad para conseguir una fruta de gran calidad. En los últimos años estamos apostando por la ciruela. Extremadura es la primera productora de ciruela de España y tenemos un gran abanico de variedades».

Junto a la marca de referencia, 'Frutas Fernández', su segunda enseña, 'Papafruit', joven y llamativa, sigue el ritmo comercial internacional que se ha marcado la compañía.

Frutas Fernández tiene sus instalaciones centrales en La Garrovilla, Badajoz. En este mismo entorno están sus campos de frutales, 150 hectáreas, que alcanzan hasta el término de Mérida. Produce 3 millones de kilos de fruta por campaña, la mayoría en tierras de su propiedad. La ciruela y la nectarina son sus principales productos. El 90% del volumen va a la exportación.

'Frutas Fernández' es la marca principal, que simboliza la esencia de la compañía. La segunda enseña, 'Papafruit', joven y llamativa, sigue el ritmo internacional que se ha marcado la empresa.

Temas

Bbva

Fotos

Vídeos