Frigoríficos Nazarenos abre nuevas rutas a los perecederos

Antonio Orozco, padre e hijo, en la factoría de Dos Hermanas /ROCÍO RUZ/
Antonio Orozco, padre e hijo, en la factoría de Dos Hermanas /ROCÍO RUZ
Tribuna BBVA

Esta empresa familiar de Dos Hermanas realiza cada año más de 6.000 viajes para llevar frutas y otros alimentos frescos a centros comerciales de toda Europa

E. FREIRE | SEVILLA

El tatarabuelo de Antonio y Luis Orozco ya movía fruta desde Sevilla a Dos Hermanas a lomos de burros hace cuatro generaciones. Ese es el origen de una saga de transportistas que ha hoy cuenta con una flota de 50 camiones articulados, equipados con las últimas tecnologías para cubrir rutas hacia los principales mercados y cadenas de distribución de Europa. Los hermanos Orozco fundaron Frigoríficos Nazarenos en 1996 poniendo en la marca el gentilicio con el que se conoce a los habitantes de Dos Hermanas. «Empezamos trabajando para la cadena Continente, hoy Carrefour. Cada mañana transportábamos frutas y pescado a los hipermercados de Andalucía y Extremadura», recuerda AntonioOrozco.

La firma incorporó nuevos vehículos, el negocio fue creciendo y en el año 2000 dio un giro estratégico que marcaría su futuro: «Tomamos la decisión de diversificar los clientes y emprendimos el camino internacional. Entramos primero en Marruecos con solo dos camiones para probar. Llevábamos la fruta desde el Norte de África a Francia y Holanda y conseguimos unas rentabilidades muy elevadas. Al mismo tiempo ampliamos nuestra actividad en España», señala el empresario.

El servicio internacional aporta ya un 80% al negocio de Frigoríficos Nazarenos. La empresa familiar sevillana se retiró de Marruecos hace cuatro años buscando otros mercados más rentables y actualmente carga la fruta en las provincias de Sevilla, Cádiz, Huelva y Córdoba y las entrega en supermercados de Inglaterra, Holanda, Francia, Alemania, Italia y Suiza, principalmente. También hace portes inversos desde estos países a España.

Flota y rutas: Frigoríficos Nazarenos tiene una flota de 50 trailers o camiones articulados que renueva cada tres años. Supermercados de Francia, Inglaterra, Holanda, Suiza, Italia y Alemania son sus principales destinos.

Instalaciones: La empresa nazarena tiene su base en el Polígono La Isla, donde dispone de taller, oficinas, recambios y almacenes. La mayoría de sus 60 trabajadores son conductores «muy profesionales y cualificados», destaca la empresa.

«Ahora buscamos nuevas rutas y productos para consolidar el negocio. Tenemos un rival muy duro, que es el contenedor, pero nosotros aportamos con nuestros camiones un plus al cliente y llegamos donde no pueden llegar el barco o el tren». Así, Antonio Orozco señala que frutas delicadas, como la fresa de Huelva, no resisten la logística del contenedor. «Nosotros ponemos la fresa en París en 20 horas y en Londres, en 30, con cinco conductores si hacen falta», afirma. «La logística se mueve hoy a la velocidad de la luz, a golpe de clic. El cliente es cada vez más exigente. En esta evolución de las nuevas tecnologías nuestra empresa de perecederos tiene un hueco», subraya.

La apuesta también es por el transporte de carnes y pescados congelados de clientes que precisan el servicio todo el año, para complementar la actividad que generan las campañas de la fruta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos