Hoy

Peninsular de Vástagos triplica su capacidad logística

Francisco Campos y su hijo Curro posan entre tuberías súper-dúplex que se exportarán a Turquía.
Francisco Campos y su hijo Curro posan entre tuberías súper-dúplex que se exportarán a Turquía. / Juan José Úbeda
  • El proveedor sevillano de tubos y barras cromadas para aplicaciones industriales se traslada a unas nuevas instalaciones con el objetivo de ganar negocio y rapidez operativa

Un vástago puede ser un hijo pero en el nombre de marca de esta empresa es un acero cromado que se utiliza como pistón en la fabricación de cilindros hidráulicos; un elemento técnico que define bien la vocación de especialista de este proveedor sevillano de tubos de acero, barras cromadas y accesorios para aplicaciones hidráulicas e industriales.

«Diariamente prestamos servicio a industrias tan exigentes como la hidráulica, la de automoción y su sector auxiliar, las industrias de proceso, ingeniería y construcción, oil&gas, offshore o las energías renovables, entre otras», enumera Francisco Campos, fundador de la compañía. «Nos enfocamos a industrias muy técnicas y exigentes en las que la calidad y los plazos de entrega priman sobre otros aspectos», especifica.

En su catálogo hay infinidad de clases de tubos, desde los usados en ambientes corrosivos o para altas temperaturas -«que no tienen nada que ver unos con otros», apostilla el empresario-, a los de acero al carbono o inoxidable presentes en los intestinos de los coches o los usados en la fabricación de cilindros hidráulicos en aerogeneradores o vehículos industriales.

En el año 2006, coincidiendo con la entrada de la segunda generación a través de su hijo Curro, Peninsular de Vástagos decidió dar el salto a los mercados internacionales. Actualmente exporta a mas de 40 países de cuatro continentes, un negocio exterior que aportó el 80% de la facturación a la compañía en el año 2015, todo un hito que le ha permitido crecer incluso en los años más duros de la crisis.

La empresa sevillana ha podido demostrar sus capacidades técnicas y operativas en proyectos de relevancia internacional como el envío aéreo a Qatar para la construcción de una planta industrial. «Enviamos 95 toneladas de tubos y accesorios de acero inoxidable y aleaciones de níquel en Jumbo en un vuelo chárter con Emirates», explica el empresario. Otro suministro especial fueron los tubos inoxidables sin soldadura para los sistemas de fuel-rail de Ferrari.

Tras una inversión superior al medio millón de euros, Peninsular de Vástagos ha completado recientemente el traslado a unas modernas instalaciones en el Polígono San Nicolás, a escasos tres kilómetros de distancia de las antiguas, un hecho que coincide con la celebración de sus veinte años en el mercado. «Las nuevas instalaciones triplican el espacio disponible con el propósito de mejorar la calidad de los servicios y ampliar la gama de productos ofrecidos a nuestros clientes», subraya Francisco Campos.