Hoy

Montrel pone un cerebro en los camiones cisterna

Montrel pone un cerebro en los camiones cisterna

  • Crea un sistema inteligente junto a CLH que evita el error humano en el proceso de carga y descarga de productos petrolíferos en este tipo de vehículos

El transporte de productos petrolíferos tiene desde hace décadas unos exigentes protocolos de seguridad. La firma sevillana Montrel –especializada en electrotecnia e ingeniería aplicada– y el operador logístico CLH acaban de desarrollar un sistema inteligente para elevar la eficiencia en la carga y descarga de camiones cisterna, uno de los pocos procedimientos que aún estaban sujetos a un posible error humano y que solo en España podría instalarse en más de 5.000 vehículos.

¿Cómo funciona este ‘cerebro’? El denominado Simac-Icompp incorpora un dispositivo hardware a cada uno de los compartimentos de la cisterna que se comunica, a su vez, con un sistema central en la terminal de carga. «Hasta ahora la relación entre el brazo de carga y el compartimento se determinaba con la introducción manual de los datos por parte del conductor y no existía un dispositivo que pudiera verificar la operación e interrumpirla en caso de que se detectara una anomalía», indica Luis Viu, presidente de Montrel. Además de impedir posibles fallos por parte del conductor, Simac-Icompp asegura que «la programación y carga de cantidades no sea superior a las capacidades de los compartimentos; garantiza la ausencia de producto residual en la cisternas (al verificar que la operación previa de purgado se realiza correcta y exhaustivamente); y graba el resultado de la carga, con lo cual es un registro electrónico que puede leerse telemáticamente cuando el camión llega a su destino (la estación de servicio)».

CLH va a instalar el sistema en treinta camiones cisterna y paulatinamente lo extenderá a los miles de vehículos que operan en sus instalaciones. Sin embargo, el potencial de este sistema es muy superior, pues ha dado respuesta a un problema global. «Con esta innovación se ofrece una mejora adicional en el proceso de carga y descarga a nivel internacional, ya que todas las compañías del sector están preocupadas por evitar el sobrellenado y asegurar que no existan derrames o contaminaciones de productos en las cisternas que se trasladen a los tanques de las gasolineras».

La legislación de transporte de mercancías peligrosas es común para todos los países de la UE y está sometida a normas internacionales muy similares, con lo cual una optimización en el proceso en España cumple los requisitos para su exportación a otros mercados. «Hemos facilitado la implementación de un procedimiento automatizado», remarca Viu. El sistema se ha desarrollado en la factoría de Montrel en Sevilla aplicando la experiencia de CLH. También ha colaborado Sening, firma con sede en Hamburgo (filial de FMC Technologies).